Córdoba sigue perdiendo habitantes aunque a un menor ritmo que años anteriores

Un grupo de jóvenes arrastra maletas por el Puente Romano | TONI BLANCO

Córdoba se sigue empequeñeciendo. La provincia ha vuelto a perder habitantes en los últimos seis meses del año pasado, pero a un ritmo menor al de semestres anteriores. Este martes, el Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado los resultados del padrón de habitantes en toda España a fecha de 1 de enero de 2019. Según el padrón, en Córdoba viven 783.804 personas en ese fecha.

En estos últimos seis meses, la provincia ha perdido 834 habitantes. El descenso es notable, pero no tanto como el que se producía en años anteriores. Así, el 1 de julio del 2018, el número de cordobeses en la provincia era de 784.517 habitantes, prácticamente 2.000 más que solo seis meses después.

Córdoba llegó a superar la barrera de los 800.000 habitantes y en 2012 se tocó techo con 802.000 cordobeses censados. Desde 2012, la población de Córdoba no ha parado de menguar. En cinco años han sido 15.000 los cordobeses que se han reducido en la provincia. De seguir así este ritmo, en una década tendrá una población similar a la de los años noventa. Y bajando.

Mientras, la población en Andalucía ha crecido un 0,19, hasta los 8.426.405 personas en 2018, debido a un saldo migratorio positivo de 25.143 personas, pese al saldo vegetativo negativo --nacimientos frente a defunciones-- de -2.292.

A nivel nacional, las cifras estadísticas de población en España a 1 de enero de 2019 son las más altas desde que hay registros, con 46,9 millones de personas. Se trata del crecimiento más elevado desde 2008 (cuando la población aumentó en 570.333 personas), que permite superar el anterior valor histórico más alto, alcanzado en 2012.

Estas estadísticas son diferentes a las del Padrón Municipal, que ya registran en la misma fecha una población que superó por primera vez en la historia los 47 millones de personas, según han especificado a Europa Press fuentes del INE, que precisan que ambos datos tienen funcionalidades y procedimientos diferentes y no son comparables.

En todo caso, las estadísticas publicadas este martes 25 de enero, revelan que la población aumentó en 276.186 personas, lo que supone un 0,58 por ciento más en un año y duplica la tasa de crecimiento del ejercicio anterior (,0,28%).

Así, el aumento de la población durante 2018 se debió a un saldo migratorio positivo de 333.672 personas -el mayor de la serie iniciada en 2008-, pese al saldo vegetativo negativo (nacimientos frente a defunciones) de -56.262 personas. Concretamente, los españoles disminuyeron en 9.368, mientras que los extranjeros aumentaron en 285.554.

En 2018, llegaron a España 643.037 personas, un 20,8% más que en 2017. Es el dato más elevado desde que comenzó la serie de la Estadística de Migraciones, en 2008. Concretamente, vinieron a España 559.309 inmigrantes extranjeros, un 23,2% más que en 2017, también la cifra más elevada desde 2008.

De este modo, el número de extranjeros residentes en España creció un 6,3% durante 2018 y se sitúa en 4,8 millones, el dato más alto desde 2013.

El ranking de extranjeros más numerosos en España se mantuvo en sus cuatro primeros puestos durante 2018, mientras que los colombianos superan a los chinos y se sitúan en quinto lugar.

Concretemente, los marroquíes son la población más numerosa con 714.239 personas; seguidos de rumanos, con 671.233; los británicos, 287.292; los italianos, 244.148; los Colombia, 199.540; y los chinos, con 190.624.

Los mayores aumentos de población extranjera se produjeron entre los venezolanos 47%; hondureños, 32,4%; colombianos 25,1%; peruanos, 20,2% e italianos, 10,3%. Las llegadas más numerosas en 2018 procedieron de Marruecos, el 10,9%; Colombia 9,5%; Venezuela 8,4%.

Mientras, en 2018 abandonaron España con destino al extranjero 309.365 personas. Es la cifra más baja de emigrantes desde 2008, cuando se marcharon 288.432. El 17,8% de las personas que se fueron de España durante 2018 habían residido siempre en España. El resto (82,2%) habían inmigrado en algún momento. El saldo migratorio de las personas con nacionalidad española con el exterior fue de 3.475 personas en 2018. Es positivo por primera vez desde el inicio de la Estadística de Migraciones, en 2008.

Más concretamente, durante 2018 se fueron de España 80.253 personas de nacionalidad española, lo que supone el dato más bajo de emigración desde 2013. Un 20 por ciento de emigrantes españoles se fue a Reino Unido; un 12,2 por ciento a Francia; un 10,5 por ciento a Estados Unidos; y un 7,6 por ciento a Alemania.

La población creció durante 2018 en trece comunidades autónomas. Donde más, fue en Baleares (+1,8%), Madrid y Canarias (+1,4%). Por el contrario, bajó en cuatro regiones, sobre todo en Asturias y Extremadura (-0,5%).

Etiquetas
stats