Córdoba: ¿refugio de exactivistas de Milicia Catalana?

Imagen de archivo de activistas encapuchados de Milicia Catalana.
Junto al cura de Villanueva, que militó en este grupo terrorista de ultraderecha, ya fue detenido en 2013 otro miembro de este colectivo en Peñarroya-Pueblonuevo por la Guardia Civil durante la operación 'Rocket'

¿Es Córdoba un refugio de antiguos activistas del grupo ultraderechista Milicia Catalana una vez que salen de la cárcel? Esta semana se ha producido la detención del cura de Villanueva del Duque, Ignacio Mora, por un supuesto caso de abusos sexuales. Poco después de su arresto, se ha conocido su historial penal: fue condenado a seis años de cárcel por un atentado frustrado en Cataluña, cuando pertenecía al grupo Milicia Catalana. Pero no ha sido el único exactivista arrestado por la Guardia Civil en Córdoba en los últimos años, pero por distintos delitos.

En octubre de 2013 fue detenido en Peñarroya-Pueblonuevo otro de los antiguos cabecillas de Milicia Catalana: Carlos Guasch. En esta ocasión, la Guardia Civil le puso los grilletes en el marco de la operación 'Rocket', en la que también se arrestó a la exalcaldesa socialista de Peñarroya-Pueblonuevo Luisa Ruiz. Guasch, que cambió sus apellidos, fue detenido como consejero delegado de la Compañía General de Ferrocarriles Turísticos, acusado de urdir una trama para quedarse con dinero público del Miner durante el desarrollo de la instalación del tren turístico del Guadiato.

Guasch, al igual que el cura de Villanueva del Duque, fue condenado en los años 90 a cumplir una pena de ocho años de prisión por su participación en el grupo de extrema derecha Milicia Catalana. El sacerdote fue condenado a seis años, que ya cumplió.

Según ha podido saber este periódico, Milicia Catalana realizó diversas acciones violentas, en 1985 y 1986, contra bares y saunas frecuentados por homosexuales, locales de top less y librerías y movimientos catalanistas, como la Crida a la Solidaritat. En un juicio, Guasch y otro militante de este grupo de extrema derecha detenido reconocieron ser los autores de disparos a estos locales, aunque negaron haber cometido atendados con bombas, como les acusaba la Policía. Milicia Catalana fue una organización terrorista que actuó en Cataluña tras el fin del franquismo y hasta principios de la década de 1990.

Por otra parte, ayer trascendió que el sacerdote detenido por abusos en Villanueva ha abandonado la localidad por unos días. Actualmente pesa sobre él una orden de alejamiento contra la menor, cuya familia le denunció. Los abusos habrían consistido en tocamientos, según han asegurado fuentes de la investigación, que aseguran que se están investigando. La víctima es una niña de diez años que ayudaba al sacerdote en las misas como monaguilla.

Etiquetas
stats