Córdoba, provincia donde más subirá la temperatura por el cambio climático

CÓRDOBA 19-8-11 Alerta naranja por altas temperaturas en Córdoba. (En la imagen, las calles de Cordoba vacías y el termómetro que marca 46 grados) FOTO: MADERO CUBERO

Verano tras verano, Córdoba bate récords de calor. Los expertos lo achacan ya, directamente, al cambio climático. Ahora hay algo en lo que coinciden: el futuro puede ser aún más angustioso ya que Córdoba será la provincia donde más subirá la temperatura por culpa del cambio climático. ¿Cuánto? Depende del modelo, pero algunos escenarios plantean que de aquí a 2070 la diferencia pueda ser de hasta 4,1 grados de media. Es decir, no sería insólito que en la ciudad se alcanzasen máximas que superaran los 50 grados en pleno verano.

¿Ficción? No. Este martes, el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía conoció un documento. El consejero de Medio Ambiente, José Fiscal, presentó el informe de medio ambiente de Andalucía, llamado IMA 2015, en el que ya afirma, por ejemplo que la temperatura media subió en Andalucía 1,1 grados y las precipitaciones se redujeron en un 30% entre 2007 y 2015, pese a que las emisiones de gases de efecto invernadero disminuyeron un 26% durante el mismo periodo.

La consolidación de la tendencia global del cambio climático en la región se reflejó también en el carácter estructural que están adquiriendo fenómenos cíclicos y coyunturales del ámbito mediterráneo, sobre todo sequías o lluvias anómalas como las que han afectado recientemente a las provincias de Cádiz, Huelva y Málaga. Así se recoge en el Informe Medio Ambiente en Andalucía, IMA 2015, presentado al Consejo de Gobierno por el titular de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal.

La Junta posee sus propios informes sobre cómo está afectando el cambio climático a la región y también realiza sus propias proyecciones. El panorama no es nada halagüeño. Así, los últimos datos, recopilados por Rediam, apuntan a una acentuación del carácter mediterráneo del clima andaluz durante esta centuria, con más meses secos y cálidos, mayor aridez y una simplificación de la diversidad. El número de días con temperaturas de más de 35ºC pasará de los 33 actuales a prácticamente el doble a finales del siglo XXI. Por su parte, la evaporación subirá de un 15% a un 20%, dando lugar a un balance hídrico deficitario en un 40% al actual promedio histórico.

En Córdoba, se prevé también que las precipitaciones bajen de media en un 20%, según los distintos modelos. Así, de los 560 litros al año que se recogen actualmente se pasaría a poco más de 460, según el informe que maneja la Junta y que señala que el aumento de la temperatura es prácticamente irreversible.

El consejero de Medio Ambiente ha señalado que los datos analizados para Andalucía en el IMA 2015 se sitúan en línea con la tendencia global. El pasado año fue calificado por la NASA como el peor en el comportamiento de las variables meteorológicas desde que existen mediciones históricas (1880). En 2015 se registraron a escala mundial concentraciones de CO2 (dióxido de carbono) de 400 partes por millón, con un incremento de más de dos puntos pese al esfuerzo realizado por numerosos países y a la crisis económica de la última década. Como consecuencia de ello, el nivel de los océanos aumentó en 70 milímetros respecto a la década de los 90 del siglo XX, las sequías afectaron a un 6% más de territorio y la temperatura subió 0,76 grados por encima del promedio de 1961-1990.

El consejero ha informado también sobre la participación de la delegación andaluza en la reciente Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP22) celebrada en Marrakech (Marruecos), además de ofrecer los datos del último informe sobre escenarios futuros de este fenómeno en la comunidad, elaborado por la Red de Información Ambiental de Andalucía (Rediam) a partir del análisis de la evolución de los ecosistemas de la región y de las series históricas de sus estaciones meteorológicas. Entre sus principales previsiones, el estudio señala que las temperaturas podrían subir entre 2,1 y 3,9ºC a finales del siglo XXI, mientras que las precipitaciones bajarían un 15% en el mejor de los supuestos y un 26% en el peor.

Respecto a la participación andaluza en la reciente en la Cumbre de Marrakech, José Fiscal ha destacado, entre otras iniciativas, la firma de un nuevo memorando con el Gobierno marroquí y con el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente para reforzar las acciones vinculadas a la Reserva de la Biosfera Intercontinental del Mediterráneo, así como los encuentros con la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, cuyo Centro de Cooperación del Mediterráneo se ubica en Málaga.

En la Cumbre de Marrakech también se presentó el Congreso Internacional de Cambio Climático que se celebrará en Huelva en mayo de 2017, así como las iniciativas de seguimiento de este fenómeno en espacios naturales andaluces como Doñana, Sierra Nevada o Cabo de Gata-Níjar.

Etiquetas
Publicado el
14 de diciembre de 2016 - 07:00 h
stats