Córdoba producirá un 54% más de aceite que el año pasado

Jornaleras trabajando en la recogida de la aceituna | MADERO CUBERO
La campaña aceitera de este año estará en la media de producción de los últimos ejercicios, pero aumenta espectacularmente debido a la escasez de aceite de oliva que se produjo el pasado invierno

La pasada campaña aceitera será recordada entre los agricultores cordobeses como una de las peores. La de 2015-2016 no será de las mejores, sino más bien normal. Pero la anterior campaña fue tan pobre que con una campaña normal se disparará la producción aceitera de la provincia. Esta mañana, la Junta de Andalucía ha publicado los datos del aforo del olivar que acaba de calcular, y asegura que el olivar cordobés producirá este año un 54% más que el año pasado. Aunque el aforo pueda parecer espectacular, la producción esperada es un 1% superior a la media de los últimos años.

En concreto, la Consejería de Agricultura calcula que en Córdoba se produzcan 252.000 toneladas de aceite de oliva, una cifra muy superior a la del pasado ejercicio. En total, serán 1,3 millones de toneladas de aceitunas las que recojan los jornaleros cordobeses en cuando la campaña aceitera se dé por iniciada en pocas semanas.

Con estos datos, la provincia de Córdoba se consolida como la segunda gran productora de aceite de oliva del mundo, solo superada por Jaén. De hecho, la vecina provincia de Jaén produce casi la mitad del aceite de oliva que se fabrica en Andalucía: medio millón de toneladas, frente a un millón del total andaluz.

En su aforo, la Junta explica que el aumento de la producción de este año está relacionado con el fenómeno de la vecería (la mayoría de los olivos están este año en su cénit de producción, que desciende en el próximo), ya que las condiciones meteorológicas no han sido las mejores para el olivar. Así, las altas temperaturas durante la floración dieron lugar a menos cuajado de fruto, y en julio y agosto redujeron el tamaño de las aceitunas. A esto se ha unido la escasez de precipitaciones, que inciden en la presencia de aceitunas arrugadas y con menor calibre. No obstante, la llegada de lluvias otoñales, aunque escasas aún, están mejorando el calibre de los frutos y el estado general del cultivo.

A nivel andaluz, la producción de aceituna de almazara en la campaña 2015-2016 se acercará a los cinco millones de toneladas (4,95 millones) que, de acuerdo con los rendimientos estimados, permitirá una producción de aceite de oliva de 1.030.000 de toneladas, un 53% más que el año anterior, según las primeras previsiones del aforo del olivar presentadas hoy en Jaén por la consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural. Carmen Ortiz ha resaltado "la recuperación de la producción, que se situará en los niveles medios de las últimas cinco campañas, después de la baja cosecha del año pasado", una de las más escasas que se conocen.

Durante la presentación del aforo del olivar 2015-2016, la titular de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha insistido en que se trata de una primera estimación que se ha realizado a partir de "un trabajo exhaustivo y riguroso conforme a una metodología consolidada", y que hay que tomar con cautela porque son muchas las circunstancias que pueden hacer variar el resultado final a lo largo de la campaña de recolección. No obstante, Ortiz ha recalcado que los datos apuntan a una "buena campaña", con "perspectivas favorables para los mercados, tanto en producción como en precios". Además, tendrá una importante repercusión en el empleo, pues se esperan 17,55 millones de jornales –15,67 en la aceituna de almazara y 1,88 en la aceituna de mesa– un 43% más que los que generó la cosecha pasada.

Entre otras circunstancias determinantes para la cosecha final, la consejera ha explicado que la baja producción de la anterior campaña ha favorecido el efecto de la vecería, pero que, sin embargo, en este año se han producido "condiciones meteorológicas desfavorables, ya que durante la época de floración, en primavera, se registraron temperaturas muy altas que dieron lugar a un menor cuajado del fruto". Además, el caluroso verano y la escasez de precipitaciones han incidido en que las aceitunas tengan menor tamaño, aunque "las lluvias otoñales pueden contribuir a mejorar el calibre", ha confiado Ortiz.

La escasez de la campaña anterior ha provocado que las existencias actuales de aceite hayan alcanzado el nivel más bajo de los últimos años, apenas 180.000 toneladas en toda España; y que las exportaciones descendieran desde las 800.000 toneladas de hace dos años, que fue excepcionalmente buena, a las 574.000 vendidas al exterior de la cosecha 2014-2015, una cantidad que es "muy elevada" en proporción a la producción total, según la consejera.

Ortiz ha explicado que con las primeras previsiones del aforo, la suma de la producción (1.200.000 toneladas en España) más las reservas existentes, permitirían una disponibilidad de aceite muy similar a la que se tuvo en la campaña anterior, de forma que se podría atender la demanda interior española (unas 500.000 toneladas), y recuperar un volumen de exportaciones en torno a las 800.000 toneladas.

Estos datos, según la consejera, permiten vaticinar que se mantenga el buen tono de las ventas y unos niveles aceptables de precios, por lo que, ha asegurado, "podemos pensar que estamos ante una campaña buena, tanto para los productores, que podrán aumentar su renta, como para los comercializadores, que no tendrán problemas de abastecimiento".

Etiquetas
stats