Córdoba perderá 40.000 habitantes en 15 años

Población reflejada en un cartel comercial | MADERO CUBERO

Alarma demográfica. La provincia de Córdoba perderá 40.000 habitantes en los próximos 15 años a pesar de la llegada de hasta 25.000 inmigrantes en ese tiempo. Al menos, eso es lo que trasciende de la proyección de población que acaba de publicar el Instituto Nacional de Estadística (INE). Según el INE, la provincia de Córdoba acabará el año 2018 con un total de 784.000 habitantes. Sin embargo, en el año 2033 la población habrá menguado por debajo de los 745.000 habitantes.

Este alarmante dato se produce a pesar de que según la proyección del INE Córdoba acogerá a muchos más inmigrantes en este tiempo. Así, pasará de los 30.700 extranjeros con los que cerrará el año 2018 a los prácticamente 56.000 que tendría en el 2033. El problema está en un progresivo envejecimiento de la población, la falta de natalidad y una gran emigración de los jóvenes de la provincia hacia otras provincias o directamente hacia el extranjero, que convertirá a la provincia de Córdoba en un lugar menguado y envejecido.

Se trata de una tendencia que se está acelerando en los últimos años. En los últimos seis meses del 2017, por ejemplo, la provincia perdió un total de 2.835 vecinos, a un ritmo que está haciendo menguar principalmente los pueblos. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), en la provincia de Córdoba viven 784.852 personas a fecha de 1 de enero de 2018. El 1 de julio de 2017, el número de habitantes de la provincia era de 787.687 personas.

El 1 de enero de 2007 en Córdoba se registró una cifra de población de 786.000 personas. Entonces, el crecimiento poblacional era imparable. Tanto que Córdoba llegó a superar la barrera de los 800.000 habitantes y en 2012 se tocó techo con 802.000 cordobeses censados.

Los datos empiezan a ser preocupantes. En 2012 se achacaron a una salida de los inmigrantes empadronados en la provincia (que siempre fueron pocos y que ahora apenas si suponen el 2% de la población total). Ahora, el descenso del padrón se explica en una emigración juvenil cada vez más alta, en una natalidad más baja que nunca (cada cordobesa tiene cada vez menos hijos y a una edad más alta) y a que en la provincia ya mueren más personas de las que nacen.

Una edad media muy mayor

Pero es que los datos del INE son alarmantes se miren por donde se miren. Así, se proyecta la edad media de la población en la provincia. Ésta pasaría de los actuales 43 años de la población a 47 años. De hecho, según el INE, los cordobeses de 65 años en la provincia serán el núcleo de edad mayoritario, con prácticamente 12.000 personas. Es más, se calcula que todos los años emigrarán de la provincia de Córdoba unas 8.000 personas, un goteo incesante que provocará una auténtica sangría demográfica.

Esta tendencia a la despoblación es especialmente grave en el mundo rural. Aunque esta proyección no desagrega por municipios, 64 de los 75 pueblos de la provincia de Córdoba están perdiendo habitantes año a año, según el último padrón.

Etiquetas
stats