Córdoba concentra 14 tramos de carretera muy peligrosos

Retenciones de tráfico en la N-432 | MADERO CUBERO

La provincia de Córdoba concentra 14 tramos de carretera muy peligrosos y que han sido incluidos entre los 300 tramos de España señalados por la Dirección General de Tráfico en un informe. En el documento, cuatro de estos tramos están en N-432 (Badajoz-Córdoba-Granada) en diferentes puntos de la provincia.

Así, se considera tramo peligroso los kilómetros del 246 al 264 de la N-432, los kilómetros 162 al 201, los kilómetros 232 al 246 y también los kilómetros 276 al 306. Tráfico también ha localizado un tramo muy peligroso en la N-502 (la carretera que da acceso a Los Pedroches) entre los kilómetros 328 y 391 (es decir, los 63 kilómetros de esta carretera en la provincia). También señala como peligroso todo el tramo de la N-420 que va desde Montoro hasta Cardeña.

Aparte, se señala también como peligrosa la A-339 entre Cabra y Alcalá la Real (provincia de Jaén), la A-318 entre Lucena y Doña Mencía, la antigua N-IV (de Madrid a Cádiz) entre Córdoba capital y Alcolea, la A-304 de Aguilar de la Frontera a Puente Genil, la A-309 de Montoro a Castro del Río, la A-386 de La Rambla a Cerro Perea (en la provincia de Sevilla, junto a la A-4) y la A-424, que une Cardeña con Pozoblanco.

Para evitar la velocidad en estos tramos, durante esta semana la DGT realizará una campaña de intensificación de los controles de vigilancia sobre la velocidad entre el 17 y el 23 de abril, con el fin de concienciar a los conductores sobre este factor de riesgo. Circular a una velocidad adecuada podría evitar una cuarta parte de los fallecidos en accidente de tráfico. Cada año, más de 300 personas mueren en las carreteras españolas, en accidentes en los que la velocidad fue un factor concurrente.

El incumplimiento de los límites de velocidad establecidos es uno de los problemas con los que se enfrenta la Unión Europea, quien en su último informe solicitó a todos los estados miembros hacer cumplir el código de la circulación, construir y mantener las infraestructuras y realizar campañas de educación y sensibilización para reducir la accidentalidad viaria.

Una de esas medidas, es la que se pone en marcha la Dirección General de Tráfico con la velocidad. Una campaña de siete días de duración para recordar a los conductores la importancia de respetar los límites de velocidad y para comprobar que se cumplen los límites establecidos.

La importancia que tiene la seguridad vial en las ciudades, es lo que ha llevado a la DGT a invitar a los ayuntamientos y a las comunidades que tienen transferidas las competencias de tráfico a sumarse a la misma.

El mensaje a transmitir, independientemente de la administración que gestione la circulación, es que los límites de velocidad siempre se deben respetar, más aún cuando muchas ciudades cuentan con vías en la que los diferentes actores comparten espacio (coches, motos, bicis...)

MENOR CUMPLIMIENTO MAYOR VIGILANCIA

En el último estudio de medición de la velocidad realizado por la DGT, los indicadores obtenidos describen que las vías convencionales limitadas a 90 kilómetros por hora son las carreteras donde más se incumplen los límites de velocidad. Cuatro de cada 10 conductores circulan a velocidad superior a la permitida, un 25% superan la velocidad en más de 10 kilómetros por hora y un 12% en más de 20 kilómetros por hora. En el caso de las vías limitadas a 100 kilómetros por hora, el porcentaje de vehículos que superan la velocidad establecida es algo menor.

Debido a esta situación, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil duplicarán los controles en este tipo de vías, carreteras que presentan un mayor riesgo vial y que registran 8 de cada 10 fallecidos.

Etiquetas
stats