Condena al alcalde de Posadas por acoso laboral

Emilio Martínez, alcalde de Posadas.
Una sentencia falla que el primer edil del PSOE y un concejal apartaron de su puesto al trabajador sin motivo y les condenan a readmitirlo y a indemnizarle

El alcalde de Posadas, Emilio Martínez (PSOE), junto al exconcejal y exprimer teniente de alcalde, Daniel García Arrabal, han sido condenados por acoso laboral a un trabajador municipal, quien a su vez es militante socialista. La sentencia considera probado que el empleado fue apartado sin motivo de su puesto. Por tanto, les condena “a cesar en su conducta”, reincorporando a su puesto al empleado y a “indemnizar al demandante solidariamente”.

En su demanda, el trabajador, que había tenido cargos de responsabilidad con el anterior gobierno del PP, relataba cómo desde el 1 de julio de 2015, con la llegada de la nueva corporación, había venido sufriendo un proceso de acoso laboral. Por un lado, se le apartó físicamente del despacho que ocupaba y se le llevó a otro en una zona sin ventilación ni conexión telefónica o de Internet, en la Biblioteca municipal. Una habitación que, además, se encontraba cerca de la sala de lectura y que limitaba al extremo la comunicación.

El demandante advierte también que todos estos cambios se realizaron de manera verbal o a través de mensajes de telefonía, pero nunca con la documentación oficial precisa. Los malos modos y los gestos de desconsideración se llevaban a cabo también, prosigue la demanda, en la organización del trabajo. De esta forma, ni el alcalde ni el edil habrían informado al trabajador sobre la preparación de unos festejos hasta el mismo día de la celebración.

Finalmente, señala la demanda, el alcalde habría intentado contentar al trabajador destinándolo a la emisora de radio municipal, siempre que “dejase de hacer ruido” y no hiciese público su malestar con la situación que estaba sufriendo.

Etiquetas
stats