El colegio Cruz Rueda, a la espera de que la Junta apruebe la eliminación de su nombre franquista

.

Seis meses después de que el CEIP Ángel Cruz Rueda, de Cabra, aprobara en Consejo Escolar la eliminación de su nombre franquista, la comunidad educativa espera aún que la Junta de Andalucía emita su informe favorable sobre esta decisión, que se tomó el pasado 6 de marzo en cumplimiento con la Ley de Memoria Histórica. Ángel Cruz Rueda es el nombre de de un represor franquista que ejerció la dirección de la Comisión Depuradora del Magisterio Nacional en Córdoba, constituida en la provincia a principios de la Guerra Civil. Por su mesa, pasaron las denuncias contra 291 de los 814 maestros nacionales en plantilla en julio de 1936 en Córdoba, sospechosos de ser de izquierdas, simpatizantes de formaciones republicanas o familiares de los mismos.

El acuerdo de eliminación del nombre Ángel Cruz Rueda incluyó, además, una nueva denominación. Así, el Consejo Escolar aprobó que el centro se renombrara Carmen de Burgos, haciendo así alusión a una periodista almeriense del siglo XIX, pionera en el reporterismo de guerra y en el feminismo y que luchó por los derechos de la mujer.

Después de que esta decisión se aprobara en marzo, iniciativa que corrió a cargo de un sector de madres y padres del colegio, el centro remitió al Ayuntamiento de Cabra una solicitud para que esta cuestión se aprobara en un pleno municipal. Fuentes consultadas por este periódico confirman que ante la tardanza para que dicha decisión se sometiera a votación, desde el colegio se remitió un nuevo informe a la Delegación de Educación de la Junta de Andalucía. Finalmente, el Ayuntamiento egabrense trató esta cuestión a finales del mes de junio, momento en que se aprobó el cambio de nombre.

Tras está aprobación municipal, el proceso experimentó un segundo período de ralentización, por lo que desde el centro contactaron con el delegado territorial de Educación, Antonio José López, para que éste instara a que la Junta de Andalucía aprobara el cambio de nombre lo más pronto posible. “Pensábamos que llegaría el mes de septiembre y esta decisión estaría tomada, pero no ha sido el caso”, señalan desde el centro.

Desde la Delegación de Educación explican que este expediente se encuentra actualmente en la Dirección General de Planificación y Centros de la Junta de Andalucía. Cuando el informe reciba la aprobación de este órgano de gestión será remitido de nuevo al CEIP Ángel Cruz Rueda, que espera con ganas que, por fin, el centro pase a llamarse Carmen de Burgos.

Etiquetas
stats