Los centros cívicos de Córdoba tendrán un Banco de Tiempo

.
El sistema ofrece intercambio de servicios entre ciudadanos, en los que una persona podrá ofrecer ayuda y a cambio recibirla

La teniente alcalde de Participación Ciudadana, Mayores y Juventud del Ayuntamiento de Córdoba, Blanca Córdoba, ha informado de que los centros cívicos contarán con un nuevo sistema de intercambio de servicios entre ciudadanos, denominado Banco de Tiempo, de manera que una persona puede ofrecer ayuda y a cambio recibir también algún servicio que necesite.

Córdoba ha mantenido una reunión con miembros de la asociación Banco del Tiempo para fijar las bases de este proyecto participativo, que tiene una clara finalidad de intercambio social entre los ciudadanos. El Banco de Tiempo de Córdoba es, por tanto, un sistema de intercambio de servicios por tiempo y saca todo el provecho a las habilidades de las personas, según ha informado el Ayuntamiento en un comunicado.

En cuanto al modo de funcionamiento, Córdoba ha explicado que el usuario se abre una cuenta en la que especifica los servicios que puede prestar, los que espera recibir y la cantidad de horas mensuales que puede ofrecer a la comunidad. Cada vez que un usuario presta un servicio medido en horas, gana un periodo de tiempo que se acumulan en su cuenta. Así, esa persona podrá canjear sus horas acumuladas en recibir servicios cada vez que lo necesite.

Por ejemplo, se puede intercambiar servicios como el cuidado de mayores, realizar compras, acompañar al médico, actividades socioculturales, deportivas o educativas, como clases puntuales de informática o acompañamiento al cine. Asimismo, se ofrece reparaciones en el hogar, ayudas domésticas, como pasar el aspirador, enseñar a cocinar una receta, bricolaje, pasear animales, recados y compras, colaboración con asociaciones, tareas administrativas, etcétera.

Blanca Córdoba ha destacado que los objetivos del Banco del Tiempo es “fomentar de una manera práctica los valores de cooperación, de intercambio y de solidaridad entre familias y entre personas de diferentes condiciones y edades”. Asimismo, pretende potenciar actitudes positivas entre las personas y fomentar el aprendizaje de dar y recibir.

Actualmente, el sistema de Bancos de Tiempo se potencia con el soporte de las tecnologías de la información. El dinero de tiempo se crea a través de un crédito mutuo, donde cada transacción se registra como un crédito y débito en las cuentas de los participantes. Dichos créditos de tiempo son depositados en el Banco de Tiempo.

El detalle de todas las habilidades, necesidades y disponibilidad de todos los usuarios se halla almacenado en el ordenador del Banco de Tiempo de forma confidencial, mediante un software que graba y cuenta todas las transacciones hechas entre usuarios e imprime los detalles de todas las cuentas. Así, cualquier necesidad puede ser cubierta por la persona local adecuada.

Los créditos depositados pueden ser reintegrados en cualquier momento y gastados en un gran rango de servicios y oportunidades ofrecidas por los demás usuarios, pues todo el mundo tiene oportunidad de ofrecer y ser receptor y, por ende, se convierte en un miembro productivo de la comunidad.

Para conseguir la circulación de crédito temporal, se forman los Agentes de Tiempo, que se desarrollan en redes de confianza y soporte para informar y adherir a los nuevos partícipes, respetando siempre su autonomía.

Etiquetas
stats