De cómo el Cabildo de Córdoba ayudó a salvar a Abengoa...

Instalaciones de Abengoa en una de sus plantas.

El gigante energético andaluz Abengoa estuvo en 2015 a punto de desaparecer. Sus cuentas reflejaron que la empresa, ejemplo de gestión y crecimiento para muchos, tenía más agujeros que un queso de gruyere. Con un pie en la tumba económica, los gestores lograron evitar la debacle echando mano de su filial estadounidense, Atlantica Yield, que recibió una lluvia de 1.200 millones de euros provenientes de inversores de medio mundo. Y entre los que obraron el milagro aparece la Iglesia. Concretamente, el Cabildo de Córdoba, gestor de la Mezquita Catedral.

Así lo ha avanzado este martes el periódico económico Expansión, que cuenta cómo lo ha revelado la propia filial de la compañía en un documento que ha entregado a la Securities Exchange Commission (SEC), el organismo que regula los mercados bursátiles y financieros en Estados Unidos.

En el artículo se señala que los canónigos cordobeses se han hecho con garantías sobre 3.215 títulos de Atlantica Yield. También destacan la presencia de Caja de Burgos Fundación Bancaria, con garantías sobre 2.833 acciones.

En total, aparecen alrededor de 350 entidades e inversores portugueses, griegos, alemanes, italianos, franceses, americanos, rusos y españoles que, junto a gigantes financieros nacionales e internacionales como CaixaBank, KKR, UBS, JPMorgan, ICO y Unicredit, han mantenido a flote a la gran compañía de energía solar.

Etiquetas
stats