Se buscan albañiles: el paro en la construcción se reduce a mínimos y el sector demanda más personal

Dos albañiles trabajando en una obra en Córdoba | ALEX GALLEGOS

Hace más de una década, la crisis económica estalló dejando en el paro a prácticamente la mitad de los albañiles cordobeses. De un día a otro, muchos se encontraron sin trabajo. Las empresas para las que trabajaban quebraban un día sí y otro también. Las obras se pararon y muchos decidieron reconvertirse integrándose en otros sectores económicos. Muchos se fueron al sector servicios, otros volvieron al campo y algunos directamente dejaron la búsqueda activa de empleo. Once años después, empieza a escasear la mano de obra en el sector de la construcción. La patronal empieza a dar los primeros avisos en demanda de personal cualificado y el paro en el sector en la provincia de Córdoba se ha reducido a mínimos desde que estalló la crisis.

La falta de mano de obra tiene un motivo doble: la reactivación del mercado inmobiliario en toda España y una reducción del número de albañiles disponibles, que ha bajado a más de la mitad en una década. Un ejemplo: en el año 2008 en Córdoba había 41.300 albañiles activos, mientras que en 2019 la cifra es de 16.800. Es decir, el sector se ha reducido tanto que apenas quedan albañiles disponibles cuando el sector empieza a repuntar.

En Cádiz, por ejemplo, la patronal de la construcción ya ha avisado de que no hay personal suficiente para seguir adelante con las obras y busca trabajadores en otras provincias como Córdoba. A nivel nacional, la Fundación Laboral de la Construcción ha publicado un informe sobre la situación del sector en el que incide precisamente en la escasez de mano de obra cualificada. “La aparición de nuevas formas de trabajo asociadas al avance tecnológico, el uso de nuevos materiales y la optimización de los procesos productivos requieren una fuerza de trabajo cada vez más formada y profesionalizada, y con un adecuado relevo generacional, sobre todo en un sector en el que apenas un 9% de los trabajadores tienen menos de 30 años”, señala el documento.

Abiertamente, esta fundación reclama una mejora de la formación de los albañiles que se están incorporando al mercado de trabajo. Y señalan a este sector como uno de los grandes nichos de empleo de los próximos meses.

En Córdoba, por ejemplo, en el último trimestre del 2018 la Encuesta de Población Activa señalaba que solo había 2.000 activos de la construcción sin empleo (la más baja desde que estalló la crisis). En el año 2008, el número de albañiles sin trabajo era de 11.200 personas. El Ministerio de Trabajo y Seguridad Social también señala que la construcción es el sector económico con menos parados de toda la provincia de Córdoba. En marzo, la cifra era de 5.600 personas (frente a las más de 71.000 paradas en general).

En Andalucía, la cifra de ocupados del sector, según datos de la Encuesta de Población Activa, alcanza los 193.700 en el 2018, lo que supone un incremento interanual de un 18,3%, siendo la media nacional un 8,3%. Se contabilizan 30.000 ocupados más que en el 2017. El número de desempleados se sitúa en la cifra de 34.500, mostrando un descenso del 14,7% en comparación con el año anterior.

Por sección de actividad se registraron en Construcción de Edificios 217.269 contratos con un incremento del 4,3%, en Ingeniería Civil 13.834 contratos, con un 0,3% más que en 2017, y por último en las Actividades de Construcción Especializada se contabilizaron 180.606, con un descenso del 0,2%. En cuanto a las ocupaciones del sector más contratadas durante el año, destacan los albañiles con 147.460 contratos y un incremento anual del 2,1%, y peones de la construcción de edificios con 61.282 y un aumento anual del 2,7%. En Córdoba, según esta estadística, se produjeron un total de 44.645 contratos en el sector.

Etiquetas
stats