La burbuja del turismo empieza a desinflarse por la recuperación del Mediterráneo oriental

Turistas en la Puerta del Puente | TONI BLANCO

“Una semana en Turquía para dos personas te puede salir ahora mismo perfectamente por unos 1.000 euros”, responde Fernando Sánchez, de Mezquita Viajes. Ese es el mejor resumen de cómo Córdoba empieza a sufrir un fenómeno que está afectando a todo el turismo nacional. Poco a poco, la burbuja del turismo empieza a desinflarse. El turismo internacional, pero también el nacional, regresa a mercados que había abandonado por su inseguridad en el Mediterráneo oriental: Turquía, Túnez y Egipto. De hecho, en Turquía la oferta se ha vuelto más competitiva incluso con la espectacular devaluación de su moneda, que convierte en muy competitivo a su sector.

La actividad turística se está ralentizando. Los últimos datos del primer semestre y del mes de junio reflejan un frenazo y se augura que el sector crezca en 2018 menos que la economía por primera vez en 10 años. De hecho, en Córdoba, desde que empezó el año los datos no es que crezcan menos que en años anteriores. Es que directamente decrecen, según la Encuesta de Coyuntura Hotelera que mes a mes publica el Instituto Nacional de Estadística.

Según la estadística, en lo que va de año prácticamente ningún mes ha habido más turistas que el año anterior, salvo precisamente este pasado julio que fue mejor que el anterior. No obstante, julio de 2017 fue un mes especialmente malo por un histórico calor que dejó la temperatura máxima de la historia en la ciudad desde que hay registros. Eso sí, lo que más se contrae es precisamente la llegada de turistas extranjeros, muchos de los cuales viran ahora de nuevo hacia el Mediterráneo oriental.

El incremento de llegadas de Turquía ha crecido un 30% y Egipto un 40%, según datos de Exceltur. Estos dos países lideran, por tanto, la oferta de turismo barato. Además, sus gobiernos subvencionan a las aerolíneas que llevan turistas hacia sus países, algo que está totalmente prohibido en Europa, lo que según fuentes del sector contribuyen a inclinar más la oferta a su favor.

Así las cosas, parece difícil que la ciudad de Córdoba vuelva a batir un año más su récord. En 2017 la ciudad alcanzó su máximo histórico de turistas (por sexto año consecutivo) alcanzando (ya sí) la barrera del millón que rozó en 2016. El gran crecimiento del sector turístico en Córdoba vino de la mano de la explosión de la situación en el Mediterráneo oriental por las primaveras árabes. Las guerras en Siria, los problemas en Egipto y Túnez hicieron que se vaciasen sus hoteles y se llenasen los españoles, incluidos los cordobeses.

Etiquetas
stats