Bujalance pide tranquilidad tras incidentes entre payos y gitanos

El Ayuntamiento publicó ayer un bando reclamando la “pacífica convivencia” de sus vecinos tras una semana con dos peleas en sendos establecimientos de la localidad y un sensible aumento de robos

El Ayuntamiento de la localidad cordobesa de Bujalance publicó ayer sábado un bando en el que se solicita tranquilidad y “pacífica convivencia” a sus vecinos tras una semana de incidentes entre payos y gitanos que se ha saldado con varias agresiones y amenazas, señalaron a este medio fuentes municipales. La situación se viene agravando desde hace semanas, añadieron, ya que se viene percibiendo un aumento de los robos, varios en explotaciones agrícolas, en la localidad cordobesa.

En el bando publicado ayer, y aprobado por unanimidad por todos los grupos, el Ayuntamiento hace un llamamiento “al civismo y la responsabilidad de los ciudadanos” y anuncia la celebración de un pleno extraordinario y urgente, así como la convocatoria “a la mayor brevedad posible” de la junta de seguridad para tratar de abordar el tema y buscar soluciones antes de tener que lamentar incidentes más graves.

Las fuentes consultadas recalcaron que esta semana se han producido dos incidentes en sendos establecimientos de la localidad cordobesa en los que se han visto implicados payos y gitanos. El primero fue en una floristería donde, siempre según el testimonio de las fuentes consultadas, ocho mujeres de etnia gitana agredieron a un matrimonio tras negarse la propietaria a venderle un artículo si no le abonaba una deuda que tenía contraída. Por otra parte, los incidentes han tenido continuidad con la discusión, que también terminó en agresión y amenazas, entre los responsables de un bar de copas y tres hombres, también de etnia gitana, con los que al parecer acabaron a golpes.

Manifestaciones vía whatsapp

Estos hechos están desembocando en una situación de tensión que el Ayuntamiento quiere frenar lo antes posible y de ahí la publicación del bando, señalaron las fuentes consultadas, que aludieron a que los hechos ya han sido puestos en conocimientos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que desde el viernes, y coincidiendo con la visita del subdelegado del Gobierno, Juan José Primo, han redoblado su presencia e incluso habrían practicado identificaciones, señalaron las fuentes consultadas.

Sea como fuere, el clima de tensión entre castellanos y gitanos es evidente. El malestar ha llevado a realizar convocatorias de manifestaciones pacíficas, pero sin autorización, entre unos y otros. De esta manera, los primeros convocan una concentración hoy a las 12.00 horas en la plaza de los Naranjos para expresar su repulsa a la violencia exigiendo medidas tanto al secretariado gitano, como al Ayuntamiento y a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

La convocatoria también ha tenido eco entre la comunidad gitana, que también ha convocado por esta vía a la misma hora y en el mismo sitio “para defendernos y no pagar justos por pecadores. Pasad esto a todos los gitanos del pueblo porque nosotros tampoco nos asustamos”, indica el mensaje en el que se define la concentración como un acto “contra los gitanos”.

Etiquetas
stats