El brote bacteriológico del Reina Sofía afecta a dos niños

Uno de los médicos del hospital Reina Sofía, durante su comparecencia de esta mañana. FOTO: MADERO CUBERO
El hospital asegura que la situación está controlada después de tomar medidas efectivas y que los pacientes evolucionan favorablemente al tratamiento

Un segundo bebé se encuentra infectado por el brote de la bacteria klebseilla pneumoniae que causó el pasado martes la muerte de una recién nacida prematura en la Unidad de Neonatos del Hospital Reina Sofía de Córdoba, cuya dirección asegura que el brote se encuentra “controlado” tras haber adoptado medidas “efectivas”.

Según informa la dirección del citado centro sanitario en un comunicado, en total son nueve los pacientes de la Unidad de Neonatos en los que se ha detectado, a raíz de los últimos análisis, la presencia de la bacteria klebsiella pneumoniae, dos de los cuales se encuentran infectados y evolucionan “favorablemente”, respondiendo “bien” al tratamiento instaurado, después de que en un principio solo fuera uno el que presentaba síntomas de la infección.

No obstante, el hospital ha extremado todas las medidas preventivas, clínicas y de tratamiento contra la presencia de esta bacteria. En este sentido, se ha revisado el uso de antibióticos, retirando aquellos que eran resistentes en el tratamiento de dicha bacteria y limitando siempre que sea posible las técnicas invasivas -sondas, respiración asistida-, que favorecen la transmisión de infecciones nosocomiales.

Además, se ha habilitado una zona aislada donde se está atendiendo a estos pacientes sin que afecte al ingreso de nuevos prematuros, que serán atendidos en “una zona segura” y se ha reforzado el personal de enfermería para poder hacer frente a esta eventualidad. Junto a ello, el centro hospitalario asegura que está “en continua comunicación” con las familias de los pacientes, a las que se mantiene informadas del estado y evolución de los casos de forma “veraz y continuada” para “evitar crear alarmas injustificadas”.

Desde el hospital detallan que todas estas pautas se recogen en el protocolo de detección y actuación previsto para estas situaciones establecido por la Consejería de Salud y Bienestar Social de la Junta de Andalucía, que contempla además la realización de los correspondientes estudios analíticos para comprobar el alcance del brote.

Asimismo, el hospital ha adoptado todas las medidas de control recomendadas y ha realizado un estudio epidemiológico y microbiológico de todo el servicio. Además, se han puesto en marcha todas las precauciones indicadas para evitar contagios y eliminar vías de transmisión. La 'Klepsiella' es un germen que no se transmite por vía aérea.

Hay que recordar que en todos los casos en los que hay sospecha de infección, la práctica habitual es proceder al aislamiento del usuario afectado y así se establece en las directrices marcadas por el protocolo de actuación. Igualmente, como establece el protocolo de actuación, se ha establecido el sistema de vigilancia y control diario de la infección.

También explican que las infecciones nosocomiales por gérmenes oportunistas -como la klebsiella, serratia, estafilococos, etcétera- existen en todos los hospitales como consecuencia de la frecuencia en la utilización de antibióticos que favorecen su resistencia; además de la manipulación intensiva -ventilación asistida, nutrición parenteral, canalización de vías centrales- en pacientes con una situación extremadamente delicada.

La klebsiella pneumoniae es un germen que se puede encontrar presente en la flora intestinal de las personas y que, de manera muy excepcional en pacientes en situación crítica, con estancias prolongadas y/o en tratamiento con antibióticos, puede cambiar y originar un patrón de resistencia al tratamiento.

Etiquetas
stats