Bronca en el Pleno durante una moción en la que al final no se aprobó nada

David Dorado, de Ciudadanos, y Laura Ruiz, del PP | ÁLEX GALLEGOS

Todo para nada. Cuando el Pleno del Ayuntamiento ordinario para el mes de abril enfilaba su recta final, el tono se volvió agrio. Ciudadanos había presentado una moción con el objetivo de acabar con la ocupación de viviendas que provocaba delincuencia y como era de esperar las intervenciones se volvieron bastante agrias.

Antes de que arrancara el debate, tomaron la palabra tres mujeres. La primera, María del Carmen Estepa, lo hizo para pedir un cambio en la ley con un endurecimiento de penas hacia aquellas personas que ocupan viviendas cuyos propietarios no pueden desalojar. Después, fue el turno de dos chicas, dos madres, Ángela y Carmen, que reconocieron que se vieron obligadas a ocupar viviendas de bancos cuando fueron desahuciadas y que reclamaron al Pleno y a Ciudadanos que “no nos metan a todos en el mismo saco”.

Ciudadanos planteaba la creación de “una Oficina de Densa de los Derechos de los Vecinos afectados por la Ocupación Ilegal”, según detallaba en su moción. Además, también instaba al Congreso de los Diputados a modificar la normativa estatal para endurecer las sanciones. Ganemos acusó a Ciudadanos de querer llevarse por delante a las familias que no han tenido otra salida que ocupar sus viviendas y a hacerle el juego a los bancos y a los fondos buitre.

El enfrentamiento entre Ciudadanos, primero, y el viceportavoz del PP Salvador Fuentes (que intervino en segundo lugar pues la moción la defendió primero su compañera Carmen Sousa), después, fue total con la bancada de PSOE, IU y Ganemos, donde se cruzaron acusaciones de todo tipo. Ciudadanos y el PP acusaron a la izquierda de utilizar a las víctimas de los desahucios para llevarlas al Pleno y aseguraron que la culpa de que las familias estuvieran en esa situación era de ellos. Alba Doblas, de IU, volvió a asegurar que el PP y Ciudadanos estaban en un “concurso de a ver quién es más facha” planteando mociones de ese tipo.

Sin embargo, la discusión no sirvió para nada. Ganemos presentó una enmienda a la totalidad de la moción que fue extrañamente rechazada. IU votó en contra. Así, la enmienda fue tumbada con los votos de IU, PP, Ciudadanos y UCOR. Posteriormente se votó la moción de Ciudadanos, que fue igualmente rechazada. IU volvió a votar en contra. Fuentes de la coalición de izquierdas explicaron después que el objetivo era que el planteamiento inicial de Ciudadanos no llegase a ningún sitio, ni por acción ni por enmienda.

Etiquetas
stats