La Audiencia ordena liberar al etarra que cumple condena en Córdoba

Arruit, el etarra encarcelado en la cárcel de Córdoba.
El Ministerio Público demanda al alto tribunal que aplique la Doctrina Parot a Juan Carlos Arruti Azpitarte, alias 'Parterra', condenado a más de 1.200 años de cárcel

La anulación de la Doctrina Parot por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos dejará dejar en libertad a un etarra que cumple condena en el centro penitenciario de Alcolea, en Córdoba. Tres secciones de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional han acordado hoy la puesta en libertad de otros nueve presos de ETA y cuatro miembros de los Grapo en aplicación del acuerdo del Tribunal Supremo que ha avaló la nulidad de la doctrina Parot, entre los que se incluye Juan Carlos Arruti Azpitarte, uno de los etarras más sanguinarios, que cumple una condena de 1.285 años de prisión por ser el autor, entre otros delitos de 12 asesinatos.

Arruti, alias Paterra, fue trasladado a la prisión de Córdoba en el año 2008, poco después de que le fuese aplicada la Doctrina Parot en previsión a una futura puesta en libertad. Ahora, la anulación de esta Doctrina deja en el aire su futuro, que probablemente dependerá de un recurso de su abogado y de la decisión final del Tribunal Supremo español.

Arruti está considerado como uno de los presos más duros de la banda terrorista ETA. La prueba es que nunca ha sido acercado a las cárceles del País Vasco, en la política del Ministerio del Interior del acercamiento de presos. Según consta en sus antecedentes, además de 12 asesinatos, Arruti cumple condena por ser el autor de diez atentados con resultado de muerte, ocho asesinatos frustrados, cinco atentados más, tres delitos de estragos, diez delitos de detención ilegal, tres robos, 11 delitos de utilización indebida de vehículo a motor, un delito de terrorismo, otro de pertenencia a banda armada, posesión de armas, amenazas, lesiones, etcétera.

En concreto, se considera a Arruti autor del asesinato del subcomisario Pedro Ortiz, por el que fue condenado a 65 años; por el atentado contra la casa cuartel de LLodio (condenado a 67 años); por el asesinato del general retirado Luis de Azcarraga, (condenado a 39 años); y por el asesinato de dos guardias civiles (condenado a 90 años). Arruti Aizpitarte fue detenido en Irún el 16 de septiembre de 1989, tras un enfrentamiento con agentes de la Guardia Civil, en la autopista Bilbao-Behovia, en el transcurso del cual además murieron los etarras Juan Oyarbide Aramburu, alias Txiribitas, y Manuel Urionabarrenechea Betanzos, alias Manu.

Etiquetas
stats