¿Hasta dónde aplicamos la ley de la memoria histórica?

Calle Cruz Conde | MADERO CUBERO

El Ayuntamiento de Córdoba ya ha puesto en marcha la Comisión de la Memoria Histórica, cumpliendo así uno de los últimos acuerdos plenarios. Esta especie de comité de expertos, del que forman parte todos los grupos municipales, tiene ante sí uno de los grandes retos del mandato: poner a todo el mundo de acuerdo con el objetivo de aplicar la Ley de la Memoria Histórica en la ciudad. Y el reto se divide en dos. Uno, ¿qué hacer con las fosas comunes de los cementerios de Córdoba? Dos, ¿qué calles tienen que cambiar su nombre en la ciudad?

El reto aunque parezca simple (cumplir una ley estatal y ya) es muy complejo. El Ayuntamiento de Madrid ha adaptado su callejero, eliminando todos los resquicios franquistas. Su aplicación no ha sido pacífica, ni mucho menos. De hecho, se ha enfrentado a manifestaciones de nostálgicos de la Legión en protesta por la retirada de una calle a su fundador, Millán Astray.

En Córdoba, la situación es compleja. Hay calles que caen por su propio peso, como la de Ciudad Jardín a nombre del Periodista Quesada Chacón (secretario particular del terrible Don Bruno, uno de los grandes represores durante la Guerra Civil en Córdoba). Pero hay muchas dudas que la comisión tendrá que resolver durante sus reuniones. Un ejemplo: Cruz Conde. Estos apellidos dan nombre a una de las calles principales de la ciudad (lo hace, ojo, desde 1926) y también a un parque. Se sabe que Cruz Conde colaboró con el golpe militar de 1936, pero que no participó directamente en él, ya que fue encarcelado por el bando republicano. ¿Qué hacer por tanto con el nombre de una calle que se puso antes de la Guerra Civil y que ha calado en el imaginario cordobés?

Lo mismo ocurre con el barrio de Cañero. Sobre el papel la comisión no tiene nada que decir. Cañero es el nombre de un barrio pero el rótulo no está en ningún sitio. No hay ni plaza de Cañero ni calle de Cañero, pero en el imaginario popular es complicado arrancar este nombre. Dudas surgen también, por ejemplo, con la avenida del Conde de Vallellano (ministro de Obras Públicas con Franco).

En el caso de las fosas comunes de los dos cementerios el problema que se plantea a la comisión tampoco es simple. 80 años después del inicio de la Guerra Civil, los cementerios cordobeses han sufrido transformaciones. Sobre parte de algunas fosas se han construido nichos, con otros muertos y otros familiares. Sin embargo, en su primera reunión parece que este puede ser el tema menos espinoso de los dos. En principio, hay acuerdo para que se empiece el trabajo de estudio que pueda concluir en el futuro con la exhumación de los restos de estas dos fosas comunes.

Tras la primera reunión de la comisión, el concejal de Presidencia, Emilio Aumente ha indicado que "se verá una fórmula de consenso para elegir al presidente o presidenta de la Comisión de Memoria Histórica". No obstante, "ya se ha puesto en marcha en cumplimiento del acuerdo plenario", indica el delegado de Presidencia, quien subraya "la relevancia de esta comisión encargada de velar y hacer efectivos los trabajos encargados a la misma, en materia de Memoria Histórica".

Por parte de los grupos municipales, serán representantes de la misma por el PP: Juan Miguel Moreno Calderón (titular) y Luis Martín (suplente); por Ciudadanos: David Dorado (titular) y José Luis Vilches (suplente); por UCOR: Rafael Serrano (titular) y María Jesús Espejo (suplente); por Ganemos: Alberto de los Ríos (titular) y Rafael Blázquez (suplente); por IU: Alba Doblas (titular) y Pedro García (suplente), y por el PSOE: María del Mar Téllez (titular) y Carmen González (suplente).

Asimismo, Diego Matas estará por parte del Círculo de Memoria Histórica; Luis Naranjo, por el Foro de Memoria Histórica, y Manuel Díaz, por parte del Foro Ciudadano para la Recuperación de la Memoria Histórica, al tiempo que serán suplentes las personas en quien deleguen en cada caso los titulares designados. Junto a ello, los representantes del movimiento ciudadano y del mundo académico son Juan Andrés de Gracia y Antonio Barragán, respectivamente.

Etiquetas
stats