¿Cómo afectará a Córdoba no cambiar la hora en invierno?

El reloj de las Tendillas  | MADERO CUBERO

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha comunicado este viernes que en Europa no habrá cambios de hora, estableciéndose así un horario permanente y suprimiendo las variaciones del mismo. Esta decisión influye directamente a España y, según han adelantado, se mantendrá el horario de verano. Pero, ¿cómo afectará esta decisión a una provincia como Córdoba?

El horario de verano, según el anuncio de Juncker, quedará como hasta ahora. Pero donde se producirá un trastorno notable será en el de invierno. El último domingo de octubre se retrasaba el reloj una hora. A las tres son las dos. El objetivo era adaptar el horario habitual de los ciudadanos a las horas de luz. Así, por ejemplo, en las jornadas con menos horas de luz de todo el año (entre diciembre y enero) en Córdoba amanece a las 8:35 y el Sol se pone a las 17:59.

¿Qué va a suponer no cambiar la hora? Fácil. En Córdoba durante las dos últimas semanas de diciembre y las primeras de enero será de noche hasta las 9:35 de la mañana (¿o habrá que empezar a hablar de la noche?). En la tercera semana de diciembre, por ejemplo, la tarde se extenderá hasta las 18:59. La noche, por tanto, se alargará durante la mañana. Y se hará de rogar el atardecer.

Con este horario, la mayoría de los cordobeses entrarán a trabajar de noche a primera hora del día. Los colegios, por ejemplo, necesitarán iluminación artificial durante las primeras horas de clase. Los niños verán amanecer desde sus aulas. Las jornadas laborales que arranquen a las 8:00 lo harán con noche aún cerrada durante estos días de invierno. Eso sí, será un horario muy europeo, donde incluso ahora, con el cambio de hora, hay lugares de Europa Central y de los países nórdicos donde a esas horas sigue siendo noche cerrada. De momento, y según fuentes europeas, el cambio no llegará este invierno. En principio, se está estudiando que pueda entrar en vigor durante el invierno del año próximo.

¿Y si encima cambiamos el huso horario?

Otra de las propuestas que el Gobierno de España tiene sobre la mesa y que han planteado partidos como Ciudadanos es el cambio del huso horario de la Península. Actualmente, salvo Canarias, España tiene el mismo huso horario que Alemania y Francia, pero diferente al de Portugal y las Islas Británicas, donde como en las islas afortunadas es una hora menos. ¿Y si el Gobierno decidiese aprovechar la circunstancia para cambiar también el huso horario de la Península?

Ahí sí que se notaría el cambio horario de una manera mucho más profunda, especialmente en verano. En invierno se mantendrían los horarios actuales (ya no se retrasaría la hora), pero en verano amanecería mucho más temprano. Así, a finales de junio habría amaneceres a las 5:57 de la mañana. Eso sí, de noche sería a las 20:45 y no a las 21:45 actuales. ¿Consecuencias? El calor. Actualmente, las temperaturas máximas se alcanzan entre las 15:00 y las 19:00 de cada tarde. Con ese cambio del huso haría calor una hora antes. Córdoba tendría el dudoso honor, por tanto, de tener ya 40 ºC a las 12:00 del mediodía. Habría que adelantar por tanto los horarios e incluso la jornada intensiva de sectores como el de la construcción, que arrancaría una hora antes también.

Los cambios

La decisión de Juncker llega tras la realización de una encuesta a nivel comunitario no vinculante en la que participaron casi cinco millones de ciudadanos europeos y en la que el 80% votó a favor de esta decisión, el presidente de la institución hará la propuesta de manera formal que tendrá que ser aprobada por la Eurocámara y por el Consejo Europeo.

En este sentido, Juncker ha explicado a la cadena alemana ZDF que, aunque la consulta no es vinculante, no tiene sentido hacer caso omiso de sus resultados, si bien la iniciativa de la Comisión sería solo el inicio de un proceso que aún debe pasar por varias fases más. En el canal alemán ha asegurado que va a "decidir esto hoy". "La gente quiere que se haga, así que lo haremos", ha dicho.

El Ejecutivo comunitario anunció a principios de julio la puesta en marcha de una consulta que planteaba la continuidad del actual horario de verano, en línea con una resolución aprobada en febrero por el Parlamento Europeo. Dicha resolución reconoce que no existen pruebas científicas concluyentes pero recalca que sí hay indicios que apuntan al efecto pernicioso de este sistema.

La Comisión, en cualquier caso, no se plantea romper la armonización que existe desde el año 2001 y que haya países que unilateralmente se inclinen en un sentido u en otro en cuestión de hora.

Etiquetas
stats