Activistas y ciudadanos piden a los partidos de izquierda que confluyan “sin líneas rojas” y “sin siglas”

Asamblea de la confluencia | MADERO CUBERO

Una docena de ciudadanos, muchos de ellos activistas que llevan décadas trabajando desde plataformas ciudadanas y vecinales en Córdoba, han hecho este martes un llamamiento a los partidos, movimientos y organizaciones, a que acudan a la asamblea convocada este sábado 23 de febrero en el Centro Cívico de la Fuensanta, para articular un proceso de confluencia “sin líneas rojas” y “fuera de siglas”.

En una convocatoria a medios organizada desde Ganemos Córdoba, aunque sin su participación directa, una docena de activistas se ha reunido en la Plaza de La Corredera, para pedir a todos los partidos y movimientos de izquierdas que sean conscientes de que el llamamiento de la ciudadanía es a la unión. En nombre de los convocantes ha estado la profesora de Derecho Eclesiástico del Estado, Amelia Sanchís, quien, no obstante, ha pedido que se la considere sencillamente como “una vecina de Córdoba y una ciudadana”.

Sanchís no ha dudado de que todos los partidos y organizaciones van a acudir al proceso con “buena fe” y “sin crispación”, si bien ha reconocido que los partidos tienen sus tiempos y sus reglas, mientras que la democracia participativa, que es lo que ellos defienden, debe ser la base de este proyecto de confluencia. “La democracia participativa, lo bueno que tiene, es que la estamos construyendo. Y la estamos construyendo desde el feminismo, desde la ecología, y desde más derechos”, ha afirmado la portavoz, que ha aclarado que “no sobra nadie” en este proceso.

“Confluencia no hace falta. No hablemos más de confluencia, yo lo que creo es que hace falta trabajo común. El resto es secundario. Antes, después o durante”, ha reflexionado la profesora, que ha hablado incluso de un “acuerdo postelectoral”, si bien no ha sabido especificar a qué se refiere con esta fórmula. A su juicio, no es momento de hablar de la fórmula, sino de acudir a la asamblea.

El anhelo de Sanchís es que el 23F signifique para los jóvenes “una cosa muy diferente a quienes peinamos canas”, y que los acuerdos alcanzados en la asamblea de este sábado vayan más allá de las urnas. “Las urnas solamente son el inicio, y vamos a las urnas porque lo que está regulado es el voto representativo, pero si no hay democracia participativa, no hay democracia representativa”, ha sostenido.

Etiquetas
stats