Se acabó la ¿tregua?: Vuelven los 40 grados

Un joven busca el fresco en los chorros de agua de las Tendillas | ÁLVARO CARMONA
El termómetro se queda hoy a solo medio grado de la barrera psicológica de los 40 grados que se superará ampliamente en los próximos tres días | Aemet activa el aviso naranja por altas temperaturas

Los meteorólogos aseguran que la ola de calor ha dado una tregua en Córdoba, tras una semana con temperaturas máximas superando los 40 grados. Pero desde luego fresquito no ha hecho. Hoy, la temperatura máxima se ha quedado en 39,5 grados a las 17.40, según los datos del observatorio del Aeropuerto de Córdoba. Es decir, a medio grado de los temidos 40 que regresen a partir de mañana y al menos hasta el miércoles con toda su intensidad y crudeza. Atención: la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha vuelto a activar el aviso naranja por altas temperaturas en Córdoba capital, la Campiña y la Vega del Guadalquivir. A sudar se ha dicho.

El termómetro aflojó ayer, cuando la máxima estuvo en 38,9 grados, un alivio en comparación con la semana anterior, siempre por encima de los 40. Por eso, por que el alivio ha sido tan leve muchos meteorólogos aseguran que esta no es una nueva ola de calor (sería la cuarta del verano, algo casi inaudito hasta ahora) sino que estaríamos en la que arrancó a finales de junio y que, supuestamente, todavía no se habría marchado. De hecho, algunas previsiones a medio plazo apuntan a que la semana del 27 de julio al 2 de agosto volvería a encadenarse una nueva ola de calor, también con temperaturas extremas, que convertirían al de 2015 en uno de los veranos más largos e insoportables de los que se recuerdan.

Más allá del medio plazo, está el corto. Para mañana mismo, Aemet prevé máximas de más de 40 grados en la capital. La situación se mantendría estable (es decir, con mucho calor) hasta el jueves. Ese día, las máximas comenzarían a bajar de forma progresiva. A finales de semana, el viernes, Aemet prevé incluso que como mucho el termómetro alcance los 36 grados, que aunque no es fresco sí que es un alivio térmico de cuatro grados que acabaría notándose. Así que paciencia y agua, mucha agua.

Etiquetas
stats