¡No os caséis sin Wedding Planner!

Primavera, tiempo de bodas; también de pedir matrimonio anillo en mano o en el transcurso de una tarde de cine y palomitas. Hecho esto. Quizás no haya que perder un minuto en buscar el mejor servicio integral para que nos organicen, a la medida de nuestros sueños, de nuestra personalidad y de nuestro presupuesto, la boda de las bodas, la única y más feliz, romántica y divertida, la nuestra. Por eso, y en un sentido distinto al de la canción de Astrud : !No os caséis sin contratar un wedding planner!

En Córdoba la firma Ellegantia  es pionera en la organización milimétrica, imaginativa y personalizada de bodas. Su alma mater, la emprendedora María del Carmen López explica que lo ideal es preparar el enlace con un mínimo de un año de antelación. Ella recibe a la pareja, los escucha y ayuda que a vayan descubriendo y plasmando cuál es su boda ideal. Su especialidad es adaptarse a los contrayentes y a su presupuesto. Todo es posible. Bodas al aire libre, decoraciones caprichosas, vehículos de ensueño, trajes y alianzas personalizados... El objetivo es que el menú, los arreglos florales y el ramo de novia, la peluquería, el maquillaje y los reportajes fotográficos, las orquestas o Djs y los obsequios de recuerdo sean plenamente satisfactorios, sin sorpresas ni imprevistos, y estén a la altura del gran día.

Las ventajas del servicio de wedding planner son diversas. Optimiza el presupuesto y nunca lo aumenta, ya que negocian con todos los proveedores para obtener la mejor calidad-precio global. Descargan a los novios del estrés de tener que exigir o defender lo que desean ante unos y otros, incluida la familia. Y te miman, te ofrecen confidencialidad y te acompañan garantizando que el enlace resulte perfecto.

Lo último en bodas está en Ellegantia. Son capaces de transformar un cortijo para darle un estilo romántico o vintage y organizan actividades destinadas a sorprender y agasajar constantemente a los invitados. Saben lograrlo, para ello crean decoraciones efímeras, photocall natural, espacios para los niños, servicio de refrescos y cervezas a la salida de la ceremonia, presentaciones originales en la mesa del cortador de jamón, de los patés o de los aperitivos de la tierra, mesas de chocolates, de golosinas... detalles sin fin hacia el invitado.

María del Carmen recuerda una boda adornada por completo en color verde aguamarina, otras temáticas como la que organizaron en torno al Señor de los Anillos, o la satisfacción de hacer realidad el sueño de una novia que quería una decoración de paraguas blancos que pendían del techo del salón del convite.

Cruzas el umbral para confiar tu boda a un wedding planner y no hay que ser advino para saber que tu boda será la que tú y tu pareja soñais. Otra cosa es dar el trascendente paso o atreverse a lanzar la idea esa tarde tonta de cine y palomitas.

Nota: Las menciones a los establecimientos y marcas no llevan aparejada ningún tipo de contraprestación. 

Etiquetas
Publicado el
22 de marzo de 2014 - 01:02 h