Lisboa, pura artesanía

.

Antes de que el tiempo pase no dejemos de visitar Lisboa. Una escapa al barrio de La Alfama, una fotografía en el Chiado junto al escultura de Pessoa, respirar el Atlántico y el Tajo frente a la Torre de Belém, ascender por sus colinas, curiosear artesanías y dulces, fascinarse con el arte del azulejo, deleitarse con frutos del mar en el recomendable Pesqueiro 25, sumergirse en las antiguas librerías, detenerse siempre en el Museo Gulbenkian, subir al tranvía 28 y escuchar fado en algún restaurante tan típico como sustancioso. El disfrute, en fin, que teje recuerdos y labra las vidas con la reconocible certeza de la felicidad.

Precisamente en La Alfama bulle una Lisboa indie o bohemia, de negocios cuidados, restaurantes detallistas y de precio asequible, de tiendas de moda donde los diseñadores y artesanos ponen a la venta su producción exclusiva, y de peluquerías y barberías a la última, y fue allí donde encontré ‘Memoria Viva’, una artesanía textil que reutiliza las labores tradicionales para darles otra vida como cojines, cuadros y bolsos.

Su autora, Elisa Relvas, realiza diseños de animales con telas y labores de crochet, además de calaveras de inspiración mexicana. De su tienda de La Alfama cuelga en mi perchero una bolsa de tejido azul vaquero con la cara de un perrito bulldog francés a base de labor de ganchillo y telas de color. No pude resistir a su encanto y se vino conmigo. Menos mal que en su sitio web en Etsy se pueden adquirir y encargar sus obras de artesanía, porque una sola cosa sabe a poco.

"Pura poesia" pregonan los grafitis de La Alfama. Mientras, en este enero de 2018 de despedidas imposibles leo a Pablo García Baena, sus versos de ‘La vida es como un bosque’ y el acuático rumor de Sandua en los que el antiguo muchacho vivirá siempre.

Nota: Las menciones a marcas y productos no llevan aparejada ninguna contraprestación.

Etiquetas
Publicado el
20 de enero de 2018 - 01:01 h
stats