¿Es rentable invertir en una vivienda?

.

Esta es la pregunta que muchos ahorradores se hicieron hace un par de años cuando descubrieron que en el banco no les daba casi nada por su ahorro. Buscando alternativas diferentes a los fondos de inversión o a la Bolsa, y aprovechando el declive de los precios de los pisos, tomaron la decisión de comprar una vivienda para alquilar.

Y parece que la inversión no les ha ido nada mal.

Tomemos como ejemplo la inversión en una vivienda de 70 metros cuadrados cuyo precio fuese 70.000 euros.

Existen diversas alternativas para rentabilizar una vivienda destinada al alquiler. Repasemos alguna de estas líneas de negocio.

1º.- Alquiler largas temporadas.

Ha sido, y sigue siendo, una alternativa rentable en la que normalmente, si se encuentra un buen inquilino, no suele dar grandes problemas.

El precio del alquiler, en función de las características de la vivienda y zona, puede  rondar de media los 7 euros por metro, es decir ,una vivienda de unos 70 metros cuadrados estaría sobre los 490 euros.

La rentabilidad anual obtenida por el alquiler durante 12 meses estaría en el 7%, sin tener en cuenta los posibles gastos de mantenimiento de cada año ni el pago de los gastos a cargo del propietario.

Si deseamos garantizarnos el cobro mensual al inquilino tenemos la opción de contratar un seguro que nos garantice el cobro o solicitar un aval bancario al inquilino.

2º.- Alquiler para estudiantes.

Si se ha invertido en una vivienda para destinar al alquiler para estudiantes, debemos pensar en una vivienda de al menos tres o cuatro dormitorios, con dos cuartos de baño y ubicada en zona bien comunicada con medios de transporte.

La rentabilidad anual por período de alquiler de media 10 meses rondaría el 8,5%, en el supuesto de vivienda de 3 dormitorios a una media de 200 euros por estudiante.

El gasto en el mantenimiento a realizar cada año variará en función de cómo cuiden los estudiantes la vivienda. Este gasto nos hará disminuir la rentabilidad.

3º.- Alquiler vacacional.

Es la opción de moda en los últimos años: destinar viviendas al turismo que visita nuestra ciudad por estancias cortas de tiempo de una o dos noches.

Exige una gestión más profesional y una mayor dedicación de tiempo al mantenimiento y búsqueda de inquilinos que las anteriores alternativas de alquiler, ya que el objetivo que se debe plantear es mantener la vivienda el mayor tiempo posible alquilada.

El gasto del mantenimiento de la vivienda y de la  gestión de usuarios es  factor determinante en el éxito de los ingresos.

La rentabilidad puede ser muy superior. Dependerá del porcentaje de ocupación anual y de las tarifas a aplicar en cada época del año.

Los últimos estudios publicados muestran que este tipo de inversión ha sido y será a corto plazo una inversión interesante, pero siempre valoremos los posibles riesgos que pueden conllevar.

Etiquetas
Publicado el
21 de febrero de 2018 - 12:32 h
stats