¿Por qué no sube el Ibex 35?

.

El Ibex 35 cerró en marzo en los 9.600,40, perdiendo un 4,42% en el primer trimestre de este año 2018. Llegó a superar los 10.600 a finales de enero, lo que  está ocasionando a algunos inversores una pérdida de más del 9%.

Aún queda año bursátil y debemos acostumbrarnos a un actor olvidado en los últimos años que siempre ha estado presente en la Bolsa: la volatilidad.

La volatilidad en la Bolsa consiste en la brusca variación de una cotización de una acción, tanto al alza como a la baja, es decir, un valor con volatilidad podría ser el que sufre bruscas fluctuaciones frecuentes.

Pero, ¿por qué no sube el Ibex 35?

El Ibex 35 es el principal índice de la bolsa española. Recoge la cotización de las 35 empresas de mayor liquidez, ponderadas en el índice en función de su capitalización bursátil. Son las acciones de las empresas cotizadas que más se negocian, acciones que más se compran y venden en la bolsa española.

Estas empresas intentan mantener y crecer en sus beneficios. Esta previsión de crecimiento en sus beneficios se irá reflejando en la evolución del Ibex 35. Un mensaje optimista o pesimista se verá rápidamente reflejado en una Bolsa con volatilidad.

Estamos viendo un euro fuerte que repercute en las exportaciones de la zona euro, un nuevo proteccionismo del señor Donald Trump, la llegada Jerome Powell con subida de tipos de interés en EEUU a la espera de una nueva política monetaria y el barril de petróleo sobre 70 dólares.

Pero no es tan sencillo explicar o razonar por qué suben algunas de las acciones que cotizan en la Bolsa.

Los seguidores del análisis técnico encontrarán en este análisis la explicación a la subida o bajada de una cotización, basado en la utilización de gráficos y figuras como la famosa hombro-cabeza-hombro.

Otros, los seguidores del análisis basado en los llamados fundamentales de las empresas  cotizadas, se basarán en datos económicos como por ejemplo el incremento en sus estimaciones de la cifra de negocio o beneficio esperado.

No podemos olvidar el componente psicológico, el inversor que compra acciones en base a la influencia de los acontecimientos y recomendaciones que percibe por parte de los medios especializados.

Difícil acertar el motivo o motivos por los que suben o bajan las acciones. Sin embargo, para ganar o perder en bolsa no debemos olvidar que cuando alguien compra acciones es porque alguien vende dichas acciones a un precio (cotización).

Si un inversor decide vender sus acciones puede ser porque necesita liquidez, por no querer asumir mayores pérdidas o porque ya ha alcanzado su objetivo de beneficios. Y el comprador, normalmente, compra acciones porque tiene expectativas de conseguir un beneficio al precio que está comprando las acciones.

¿Expectativas de conseguir un beneficio, sentimiento de haber alcanzado un beneficio, necesidad de hacer dinero o deseo de no seguir perdiendo más dinero?

Diversos pueden ser los motivos, pero si hay algo seguro es que no debemos ir contra el Mercado si no queremos perder nuestro dinero…

Etiquetas
Publicado el
4 de abril de 2018 - 20:15 h
stats