Ahora es el mejor momento

.

¡Hola! ¿Qué tal estás?

¿Cómo llevas tu "Metro cuadrado"? ¿Qué has mejorado en los últimos 7 días?

Si no sabes de qué te hablo, lee en 90 segundos mi anterior artículo.

Si empezaste hace 7 días  a mejorar tu "Metro cuadrado" ¡Te felicito! ¡Enhorabuena!

Seguro que esas dos cositas que has integrado en tu día a día están mejorando tu vida y están provocando un cambio beneficioso en ti y tu entorno. Si no lo has hecho aún, bien porque no habías leído el artículo anterior o porque simplemente no le diste importancia, te diré una cosa…

El mejor momento para plantar un árbol fue hace 20 años. El segundo mejor momento es ahora. (Proverbio chino)

Esto de integrar buenos hábitos o cambios en nuestra vida que nos hagan más felices, más sanos, más fuertes, más ricos, más delgados, más productivos, más libres, más sabios, más profesionales, más y mejor… lo que tú quieras, está muy bien y es muy fácil decirlo. Pero… ¿Y hacerlo? ¿Cómo hacemos para integrar un hábito en nuestra vida que nos ayude a conseguir un objetivo? ¿Cómo hago para conseguirlo?

Stephen Covey, autor del Best Seller "Los 7 Hábitos de la gente altamente efectiva" decía que, necesitamos tres elementos para convertir algo en un hábito en nuestra vida:

  • El conocimiento, que es el paradigma teórico. El qué hacer y el por qué.
  • La capacidad, que es la habilidad y el cómo hacer.
  • Y el deseo, que es la motivación y querer hacer.

Seguro que a estas alturas de tu vida has intentado integrar algún nuevo hábito más de una vez, y seguramente has dejado de hacerlo a los 3 o 4 días. Para no condicionarte, no pondré ningún ejemplo concreto. Piensa en algo que quieras integrar en tu vida, lo que tú quieras. Seguro que hay muchas cosas que te gustaría cambiar en tu rutina diaria, fumar menos o no fumar nada, hacer deporte, estudiar algo, dormir más horas, trabajar menos, pasar más tiempo de ocio con familia o amigos, escribir un libro, asistir a clases de baile o simplemente hablar más con tu pareja.

Te recomiendo que empieces por algo sencillo y que no escojas más de un hábito a la vez a no ser que sean muy compatibles o que sean necesarios entre ellos. ¿Ya lo tienes? Perfecto.

Descríbelo con todo lujo de detalles. Escríbelo en un folio impreso o manuscrito, para que puedas leerlo cada día. ¿En qué consiste? ¿Qué es lo que vas a integrar? ¿Por qué quieres integrar ese hábito en tu vida? ¿Cómo lo vas a hacer? ¿A qué hora? ¿Qué tiempo necesitas dedicarle diariamente para realizar dicho hábito? ¿Qué beneficios obtendrás al integrarlo? ¿Por qué no vas a abandonarlo en esta ocasión?

Firma tu compromiso

¡Listo! Una vez descrito y firmado no debes incumplir tu acuerdo, piensa que le estarías fallando a la persona más importante de tu vida, la persona que puede hacerte feliz, la persona que más influye en ti, la persona que más tiempo pasa contigo y la persona que estará junto a ti hasta el último segundo de tu vida. Ni puedes ni debes ni te mereces fallarte.

Ni puedes ni debes ni te mereces fallarte.

Ahora coge un calendario, pega con cinta adhesiva o grapa tu declaración firmada de integrar tu nuevo hábito. Tacha el día de hoy o el día en el que vas a empezar a realizarlo, durante los próximos 30 días vas a ir marcando si estás cumpliendo tu compromiso o no, poniendo un aspa verde cuando cumples y una roja si alguna vez no lo cumples.

El objetivo es marcar en verde los 30 días y evitar al máximo posible ver un aspa roja en el calendario. Esto te dará información visual de tus logros y te motivará a seguir cumpliendo con tu compromiso y cada día que pase y sigas cosechando logros aumentará tu autoestima, tu satisfacción y motivación.

Un último consejo, no esperes a que sea primero de mes para empezar, no esperes al próximo lunes, empieza hoy, recuerda que hoy es el segundo mejor momento para empezar un buen hábito.

Nos encontramos la próxima semanas, mientras tanto se feliz y sigue mejorando tu "Metro cuadrado".

Salud y éxitos.

Etiquetas
Publicado el
10 de septiembre de 2017 - 11:42 h
stats