Letras

Las letras, uno de los primeros códigos que memorizamos, nos sorprenden en cada escaparate de la ciudad, en cada mensaje publicitario y, en ocasiones, proyectan hacia nosotros algo más que una simple componente semántica. La imagen que ven a continuación evoca algo más que el significado literal que esas palabras encierran.

Al foráneo, este letrero de los Cines Isabel la Católica le aporta tres datos: cine, dedicados a Isabel La Católica y -posiblemente- que están cerrados. Al verlo, seguramente, el autóctono será atropellado por una cascada de recuerdos. En algunos casos, las letras de la ciudad nos cuentan lo que fuimos.

En Granada hay quien está guardando estas letras para evitar el olvido (http://www.garnatatype.com/proyecto). Mientras alguien se anima a hacer ese trabajo en Córdoba, un pintor, Miguel Gómez Losada ha decidido trabajar este concepto como almacén de vivencias personales, intuyo, pero que esas obras al final acabarán siendo soporte para la supervivencia de experiencias colectivas. En Barcelona se ha celebrado estos días un encuentro internacional sobre tipografías http://www.typoweek.com/. Y, aunque sé que esto es una preocupación del primer mundo, me inquieta la relación paralela entre desarrollo y belleza. No siempre es lo uno consecuencia de lo otro, o viceversa, pero cuando sí lo es, la realidad se hace reconfortante.

Como cuando uno comprueba que alguien ha tardado un minuto más al elegir la letra de un cartel para anunciar despachos en alquiler. Sólo por eso habría que darle un voto de confianza.

Etiquetas
Publicado el
11 de julio de 2013 - 07:00 h
stats