¿A que esto no es nada moderno?

.

Estábamos allí veinte, quizás algunos más, participando en una acción, también una reflexión, pero quiero pensar que sobre todo una acción, porque en nuestro más íntimo ser creemos que seguirá ocurriendo, por un vericueto que desconocemos persistirá en la memoria de algunos portadores que conseguirán alterar el curso de alguna cosa por lo que allí estaba sucediendo. Estábamos unos veinte, Iago y Mariana, que espero no me lo tengan demasiado en cuenta en el futuro.

Iago: Papi ¿esto va a tardar mucho?

Hay en Córdoba gente que actúa en pequeñas bandas en una especie de guerra de guerrilla sin volverse locos con las redes ni con los medios, a contracorriente, llegando hasta donde se puede sin dedicar más esfuerzo a la comunicación que a la creación. Hacemos, hacen, cosas y nos vamos a comentarlo, y nos ponemos a pensar en la siguiente, y creemos que el mundo es así. Nos suele ir regular porque no, no es así,

Mariana: Papi: ¿A que esto no es nada moderno? Es que ahí hay una mujer que dice que esto es demasiado moderno para ella.

Esta vez se trataba de celebrar la instalación "De Paso", obra de Juan Serrano, una actuación en un espacio de tránsito del edificio del Rectorado de la Universidad. Consiste en "una escultura sin centro ni contorno, cuyo material constitutivo es la luz, o sea materia que se percibe como energía y no como textura física". Siguen allí esa y otras obras del mismo autor, que a mí, y no me extenderé en eso, me parecieron excelentes (id ya). Por entre las estructuras de luz anduvimos mientras Irene Lázaro interactuaba con ellas y con el espacio y Antonio Gil leía la conferencia sobre algo de John Cage, un clásico de 1959.

Iago: Papi ¿no está tardando demasiado?

Esta es una charla sobre  algo y naturalmente  también una charla sobre nada.  Sobre cómo algo  y nada no son opuestos entre sí, sino que se necesitan uno al otro para seguir siendo  . Aceptar  lo que sea que venga sin atender a las consecuencias es no tener  miedo  o estar lleno de ese amor que viene de una sensación de estar en-uno-mismo con lo que sea.

Iago: Papi ¿Tú sabes cómo le dan las cartas a los reyes los karatekas?¡¡¡ I-A-JU-ZAS-PUN-PAN¡¡aquítienesucartamajestad

Nota: En la imagen, de Hugo Lasarte, Irene Lázaro durante la intervención.

Etiquetas
Publicado el
15 de diciembre de 2015 - 00:07 h