Sobre este blog

Sergio Gracia Montes es graduado en Derecho por la Universidad de Córdoba. En 2018 impulsa desde Córdoba el Centro de Investigación de la Extrema Derecha (Cinved), con el que analiza y estudia los movimientos populistas y extremistas en España y a nivel internacional. Gracia cuenta con amplia formación en materia religiosa, política y de derechos humanos, e interviene en medios nacionales (Cuatro, La Sexta, Huffington Post, El Independiente, El Confidencial o El Temps) como experto en fanatismos y movimientos de ultraderecha.

Los movimientos sociales en la extrema derecha andaluza

Destrozos en la sede de Facua en Sevilla con pintadas ultraderechistas

0

La llegada del S.XXI traía consigo la pérdida del temor a ser señalados de los grupos de extrema derecha y neonazis a nivel nacional, y con ello la aparición en las grandes comunidades autónomas de movimientos sociales que daban cobijo a estos, y que servían para el libre adoctrinamiento y la retroalimentación mutua entre “camaradas”, no solo dentro de la propia comunidad sino también a nivel nacional. Donde esa retroalimentación con jornadas de disidencia “cultural” también servía como excusa para ampliar las redes a nivel internacional trayendo a miembros de otros grupos como Casa Pound (Italia), Bastion Social (Francia) o Amanecer Dorado (Grecia) por poner algunos ejemplos, aunque no eran los únicos. 

Andalucía sería una de las cuatro comunidades junto con Madrid, Cataluña y Comunidad Valenciana que vería surgir a estos grupos, con la diferencia de que aquí al ser una comunidad considerada históricamente de izquierdas estos estaban desplazados del espacio público y no encontraban su sitio salvo en grupos ultras y algunas juventudes de partidos políticos como Democracia Nacional (DNJ) o Falange.

La aparición primero de Liga Joven y posteriormente de Hogar Social, cambiaría ese mapa, ya que servirían como ejemplo para que jóvenes y adolescentes crearan en las diferentes ciudades de Andalucía otros grupos a su imagen y semejanza, donde el modus operandi llevado a cabo en sus actividades sociales sería el mismo.

A muchos de nuestros lectores no les sonarán ninguno de los siguientes nombres, pero son grupos que en la ultima década han nacido y operado en Andalucía, donde algunos de sus miembros han sido señalados por tener sus manos manchadas de sangre. Aquí debemos recordar la agresión racista de calle Alfaros (Córdoba) o el asesinato del joven en Málaga, donde miembros de estos grupos han estado detrás.

Mediante un estudio observacional principalmente en redes sociales de gran impacto como Twitter o Facebook, además de Instagram y Telegram, durante los últimos años hemos recabado información y conocimientos respecto a la doctrina, idearios, jerga, así como conexiones entre diferentes grupos a través de las fotos, videos, manuales de referencia o manifiestos de doctrina, que estos movimientos y sus miembros han ido colgando en sus perfiles.

Entre estos grupos podemos señalar por ejemplo a AJ. Gran Capitán, Paso al Frente o Córdoba Nuestra de Córdoba; Málaga 1487 y Marbella Nostrum en Málaga; Indalum 1489 y Almería Inconforme en Almería; Bloque Joven e Iberia Cruor en Jaén; Alcalá 1247, A.C. Fernando III, Asociación Rodrigo de Bastidas y Vanguardia Social de Sevilla; Hogar Social Granada, que nace tras la adhesión de Núcleo Joven Granada, Granada no conforme o Juventud Patriota de Granada; y Acción Social Cádiz entre otros.

Algunos de estos grupos conformaron sus nombres haciendo referencia a fechas históricas donde se expulsó a los musulmanes de sus municipios como son los casos de Málaga 1487, Indalum 1489 o Alcalá 1247. Aquí no podemos olvidarnos del grupo terrorista Antas Klan que predicaba el odio contra los musulmanes y que supuestamente tomó “el control” del municipio almeriense con la “intención” de luchar contra la supuesta inseguridad, llevando a cabo algunos de sus miembros “funciones pseudopoliciales de control e interrogatorio”. El próximo mes de junio de 2023 tendrá lugar el juicio contra este grupo. Más recientemente hemos vivido la aparición de Bastión Frontal Sevilla y el partido Hacer Nación que venía a unir a varios de los grupos anteriormente referenciados.

Quedándonos en ámbito local, haremos una somera aproximación a la evolución de AJ. Gran Capitán y su incorporación a Paso al Frente, ya que más adelante hablaremos de Córdoba Nuestra y sus vínculos con Hacer Nación como así hicimos en el Congreso Andaluz de Sociología el pasado 25 de noviembre.

El 4 noviembre de 2019 la Asociación Juvenil Gran Capitán colgaba su ultimo post en su página de Facebook donde anunciaba su incorporación a la Asociación Estudio y Acción, que pertenece a Paso al Frente, que como se puede leer en su web, hace algún guiño al Dictador Franco.

La Asociación Juvenil Gran Capitán previamente había participado en 2016 en jornadas identitarias junto con miembros de Iberia Cruor o de Generación Identitaria, había tenido contacto con otras asociaciones como la Marbella Nostrvm, la Fernando III El Santo o la Rodrigo de Bastidas, o había llevado a cabo jornadas de “inconformismo” en 2014 donde entre otros participaron Rafael Ripoll por aquel entonces concejal de España 2000 o Juan Antonio López Larrea presidente de la Asociación In Memoriam Juan Antonio. Seguro que el entonces alcalde y hoy consejero de Justicia de la Junta de Andalucía, José Antonio Nieto, “no sabía nada” de esto cuando se fotografió junto a ellos en 2015 en un acto homenaje al Gran Capitán.

De Iberia Cruor a Hacer Nación

Para entender la reciente foto que difundía Miquel Ramos sobre las conexiones de miembros de Hacer Nación con neonazis rusos, es necesario volver a su semilla y posterior evolución. La semilla del partido Hacer Nación fue el movimiento social Iberia Cruor de Jaén.

Desde su nacimiento este movimiento ya sería señalado por sus vínculos con nazis como así denunció en 2012 el Diario de Jaén y como se ha podido constatar con su participación en diferentes eventos junto con otros movimientos sociales de extrema derecha tanto a nivel nacional como a nivel internacional.

En el año 2017 tal como se puede ver en youtube, Mario Martos presentaría Respeto en Jaén y empezaría a tener los primeros contactos en política junto con los partidos Iniciativa Por Albacete y la apuntada concurrencia de Respeto.

Después en 2019, el líder de Iberia Cruor Mario Martos, relevaría en la presidencia de Respeto a Rafael Ripoll al que acompañaría en la caseta de España 2000 en las fiestas de Alcalá, pero no sería hasta 2020 que llevaría a cabo dicha transformación juntando para ello a diferentes “asociaciones patriotas” a nivel nacional como fue el caso de Acción Social Asturias, El Galeón, Málaga 1487, El Empecinado, Españoles en Acción, además de las firmas electorales de Respeto-Jaén, Respeto Albacete y Respeto San Sebastián de los Reyes, y la propia Iberia Cruor. Posteriormente, se irían incorporando otros movimientos. Entre estas “asociaciones patriotas” están algunas que han sido señaladas por llevar a cabo acciones contra centros de menores o apuñalamientos.

Hacer Nación crece sobre grupos que tienen ideas identitarias, nativistas, con un discurso ultranacionalista y excluyente y abiertamente antiinmigración, como se puede sacar de sus redes sociales y de las de los grupos que lo constituyeron por mucho que busquen maquillar su presente y su pasado.

Creando un enemigo interno que amenaza la unidad de España, y haciendo alusión continuamente a la Reconquista y a las Cruzadas contra el enemigo externo, el invasor, que amenaza la identidad cultural nacional.  

La historia de la extrema derecha en España en general, y en Andalucía en particular, ha sido contada con cuentagotas, y en muchos casos blanqueada para no dar a conocer ciertos pasajes. Con estos antecedentes, y las pruebas aportadas podemos demostrar quienes componen estos grupos por mucho que alcaldes o ex alcaldes los respalden públicamente, siendo así cómplices de sus discursos y de sus actos, ya que con sus apoyos lo único que hacen es legitimarlos.

La ultraderecha siempre ha estado presente en la sociedad, así como en la vida política española, negar que en España y en Andalucía ha existido la ultraderecha solo tiene dos posibilidades, o es demostrar el poco conocimiento sobre la materia o es querer ocultarla de forma malintencionada.

Sobre este blog

Sergio Gracia Montes es graduado en Derecho por la Universidad de Córdoba. En 2018 impulsa desde Córdoba el Centro de Investigación de la Extrema Derecha (Cinved), con el que analiza y estudia los movimientos populistas y extremistas en España y a nivel internacional. Gracia cuenta con amplia formación en materia religiosa, política y de derechos humanos, e interviene en medios nacionales (Cuatro, La Sexta, Huffington Post, El Independiente, El Confidencial o El Temps) como experto en fanatismos y movimientos de ultraderecha.

Autores

Etiquetas
stats