En el alma de Córdoba, hoy como ayer

La hermandad del Caído conmemora este sábado el 250 aniversario de su fundación con la salida extraordinaria de sus titulares | Las imágenes regresarán a San Cayetano en una procesión que comenzará en la Mezquita-Catedral a las 20:00

Resulta imposible que el tiempo borre la memoria. Aún menos cuando cada recuerdo es parte de un legado muy presente y una historia viva; cuando el relato todavía tiene capítulos, que no son pocos además, por escribir. La narración continúa, después de más de dos siglos, porque dos siglos después continúa la narración. Es la crónica que jamás alcanzará su final y que este sábado sumará un nuevo texto. Éste no necesitará de palabras y quedará impreso en las sensaciones, las emociones y los momentos, en las imágenes que, más si cabe en los días actuales, por siempre quedarán grabadas en la mirada colectiva. Es la huella del pasado en el presente, como el presente dejará su sello para el futuro. Estampa cordobesa, esta vez más que nunca, es la de Nuestro Padre Jesús Caído, el Señor de los toreros y del Carmelo; imagen que es a la ciudad lo que la ciudad es a su devoción. Igual hoy que ayer, aunque ese día anterior lo fuera hace 250 años.

Porque hoy como ayer, Córdoba mantiene su estrecho vínculo con Jesús Caído, así como con Nuestra Señora del Mayor Dolor en su Soledad. Solos no estarán tampoco en esta ocasión, en la que la historia que celebra su hermandad es historia nueva para sí y para la ciudad; para sus fieles y para el resto de cofrades. Las puertas que abren el camino de la cofradía no son este sábado las de la iglesia conventual de San José, sino las de la Mezquita-Catedral; la de las Palmas primero y la del Perdón después. El Patio de los Naranjos, como mar arbolado que es, marcará el inicio de una jornada memorable. Otra más, pero diferente a cualquiera. Del templo mayor de la Diócesis partirá la corporación de San Cayetano, rumbo a éste que es su hogar -que en realidad está en el alma de los cordobeses-, con motivo de una salida largo tiempo esperada. Con la fuerza de la raigambre, del sentimiento y de su recorrido existencial, caminará por las calles en su día grande. El deseado que ya está aquí.

La hermandad de Jesús Caído conmemora el 250 aniversario de su fundación, que ya celebró a lo largo de los últimos meses con diversos actos, con una extraordinaria que levanta expectación. No puede ser de otra forma, cuando además permitirá disfrutar de imágenes únicas. Como lo será el andar del Caído y de la Virgen del Mayor Dolor en su Soledad por las estrecheces de Deanes o Conde y Luque. Ya sucedió el pasado jueves, debido al traslado de las imágenes a la Mezquita-Catedral, pero fue en parihuelas y no con sus pasos. Estos aguardaban en el primer templo de la ciudad, en la que se mantuvieron los titulares de la corporación de San Cayetano este viernes y por supuesto antes de la procesión. De sus naves saldrá la comitiva al encuentro de Córdoba, que espera justo ese instante.

Comenzará la celebración, no obstante y como es lógico, con un acto litúrgico en el interior del templo mayor de la Diócesis. A las 18:30, en la capilla de Villaviciosa de la Mezquita-Catedral, tendrá lugar un solemne pontifical, que oficiará el Obispo de Córdoba, Demetrio Fernández. Presidirán las imágenes de Nuestro Padre Jesús Caído y de Nuestra Señora del Mayor Dolor en su Soledad este culto anterior a la procesión extraordinaria que protagonizarán. Será en torno a las 20:00 cuando dará inicio la salida, para la que las imágenes contarán con el acompañamiento de las sevillanas Banda de Cornetas y Tambores Nuestra Señora de la Victoria, conocida por el común de los cofrades como Las Cigarreras, y Sociedad Filarmónica Nuestra Señora de la Oliva de Salteras. Serán sones de primer nivel para un acontecimiento que también lo es y que en su punto de partida resultará especial, pues la segunda formación interpretará "Jesús Caído", de Enrique Báez Centella, tras el paso del Señor en la Puerta de las Palmas.

Esa apertura tendrá un gran significado también, ya que será la primera vez que la imagen de Nuestro Padre Jesús Caído camine al son de una banda de música. Esta salida abrirá un trayecto para el cortejo, que compondrán en torno a 300 hermanos de la corporación, que será el siguiente: Puerta del Perdón, Cardenal Herrero, Judería, Deanes, Conde y Luque, Agrupación de Cofradías, Blanco Belmonte, Ángel de Saavedra, Jesús y María, Tendillas, Cruz Conde, Manuel de Sandoval, Caño, Manuel María de Arjona, Osario, Colón, Puerta del Rincón, Conde de Priego, plaza de Santa Marina, Mayor de Santa Marina, Colodro, Ollerías y Cuesta de San Cayetano. La entrada está prevista, aproximadamente, para la 1:00, en la madrugada del domingo.

Etiquetas
Publicado el
26 de septiembre de 2015 - 11:14 h
stats