Sumar ideas, restar prejuicios

.

Hablar de caballos en Córdoba es meterse en camisas de once varas. En mi caso, por motivos personales y familiares, dedicarle un post al mundo ecuestre puede provocar suspicacias, porque todo lo que diga podría ser utilizado en mi contra. Pero el pasado fin de semana me dio el punto y me planté en Cabalcor… ¡¡¡a ver caballitos!!!.

Entre los prejuicios y los complejos, el caballo se ha topado en Córdoba con un muro difícil de saltar. El potencial económico choca irremediablemente contra los convencionalismos de una ciudad que insiste en ver lo ecuestre como un símbolo del caciquismo más arcaico. Y ahí muere cualquier intento transformar el sector en industria.

En países como Alemania, Holanda, Francia, Estados Unidos o Australia, donde los aparejos del caballo no incluyen a los prejuicios, ganaderos, artesanos, veterinarios, fabricantes de piensos, industria farmacéutica y hasta la automovilística unen sus fuerzas para lograr sinergias, la palabra de moda. Miles de millones de euros generan los caballitos, y el que no lo crea que se dé un paseo por Equitania.

Desde hace unos años, hay voces claman en Córdoba pidiendo un centro internacional del caballo que haga rentable el inimaginable potencial económico que tiene. Muy pocos o nadie los cree, y a quien los cree su propio partido le cuelga la etiqueta de carca y asunto terminado.

Claro que la culpa no es siempre de los demás. El llamado sector del caballo cordobés se muestra incapaz de trascender tópicos y deshacerse de esos prejuicios que lastran tan buenas intenciones. Cabalcor, como Sicab o la Feria del Caballo de Jerez, es una de esas oportunidades para lavarse la cara del pasado y vestirse de guapos para el futuro. A pesar de los esfuerzos, son citas que se mueven entre lo rancio y lo excesivamente profesional. No enganchan al público en general, y ahí tienen su cruz.

El caballo es deporte, expresión artística, forma de ocio y hasta recurso terapéutico. Si sumamos ideas y restamos prejuicios, todos saldremos ganando en Córdoba. Y ahora, abro paraguas para ambos lados…

Etiquetas
Publicado el
26 de septiembre de 2012 - 08:00 h
stats