Siempre quise ir a L.A.

Los más veteranos del lugar, al menos los de mi generación , al leer el título del post habrán continuado " dejar un día esta ciudad, cruzar el mar en tu compañía" las primeras frases de la canción de Loquillo, Cadillac Solitario. El cantante reconocía en una entrevista que con ella quería expresar METAFÓRICAMENTE el coste que tiene la renuncia de tus sueños y el no tomar decisiones.

Las metáforas que solemos utilizar  en nuestro día a día son una revelación del pensamiento, sentimiento, mundo interior que expresamos respecto a situaciones, contextos, acontecimientos y que tienen significado para nosotros, donde la parte consciente, racional, o no resulta lo suficientemente eficaz o sería demasiado costoso realizar una descripción detallada a la altura de las circunstancias. Por ejemplo, si yo le preguntara a alguien respecto a su difícil situación en el trabajo, éste me podría describir que su jefe le pega broncas, sus compañeros no se hablan, que llevan 2 meses sin cobrar, que los clientes no le respetan, ó resumirlo todo en "Mi trabajo es UN INFIERNO".

Continuamente nos topamos con metáforas que describen la vida de las personas, no tienes mas que preguntarle a alguien "¿Cómo estás?" ó la cuestión estrella del momento, "¿Cómo va la Cosa?" . Pues bien, la riqueza metafórica es extraordinaria: "Tirando del carro" ;"Reventao!!!!"; "Más liado que la pata un romano"; "Más quemado que la moto un hippie"; "Aquí, ¡Luchando!"; "Al pie del cañón"; "Bien... ¿o te lo cuento?"; "De culo, cuesta abajo y sin frenos"; "La cosa está que pega tiros". "Saliendo del hoyo".

Las metáforas verbalizadas tienen un impacto directo en nuestra actividad cognitiva/emocional a través de las representaciones que las palabras empleadas crean en el cerebro. Conociendo esta característica de nuestro lenguaje, podemos emplearla a nuestro favor elaborando metáforas que nos inspiren o que activen recursos necesarios para salir de una situación de dificultad. En el primer caso, ante la pregunta anterior planteada, "Cómo estás?" podemos responder: "Como una moto"; "Bien,  y a veces mejor"; "A tope!"; "Estoy que me salgo del parchís"; "Extraordinario!";"Volando alto".

En el segundo caso, los coaches trabajamos específicamente con historias, cuentos y metáforas  que contadas de forma sencilla y bien estructurada, conectan a nivel inconsciente con información y conocimiento que ya poseemos, para que la persona los emplee con el propósito de solucionar algún problema. Las metáforas son la "contraseña" que permiten abrir un programa oculto de nuestro cerebro, nos arroja "luz" que alumbra zonas oscuras de nuestra mente para encontrar el "tesoro" que tanto significado tiene para nosotros. La metáfora es una "autopista" directa hacia la parte inconsciente de tu cerebro.

Me despido con una historia que espero te sirva de "llave" para abrir la habitación de "la respuesta" que buscas.

Un famoso gurú se iluminó. Sus discípulos le preguntaban:

- "Maestro, ¿qué consiguió como resultado de su iluminación?"

El hombre respondió:

- "Bien, voy a contarles lo que ella me dio: cuando como, como; cuando miro, miro; cuando escucho, escucho. Eso fue lo que ella me dio"

Los discípulos replicaron: "¡Pero todo el mundo hace eso!

Y el maestro se rió a carcajadas.

- "¿Todo el mundo hace eso?"

- "¡Entonces todo el mundo debe estar iluminado!"

BE TIM

 

 

Etiquetas
Publicado el
27 de marzo de 2014 - 13:25 h