Habla el presidente

 

Griñán transmitirá transparencia y rendición de cuentas

(Mario Jiménez. Portavoz parlamentario del PSOE)

Ingenuidades como la del titular sólo se entienden si intentamos darle la vuelta como a un calcetín. O sea: pregúntese usted lo siguiente: ¿podría el señor portavoz decir que su jefe se va a dirigir al Parlamento en un ejercicio de opacidad y ocultación de cuentas? No. Naturalmente. Dicho lo cual, la frase pierde consistencia y se desmorona como un azucarillo en un océano. El portavoz parlamentario, por lo tanto, ha dicho lo único que puede decir un portavoz parlamentario: que su jefe es transparente, honrado, decente, íntegro, incorruptible, actúa siempre en el marco de la legalidad, persigue al delincuente, colabora con la justicia y si detecta irregularidades en su mandato las denuncia puntualmente en el juzgado de guardia.

Todo lo demás, la trama monumental de los EREs, las comisiones pornográficas cobradas, los intrusos en las prejubilaciones, el tráfico de influencias, la malversación sistemática de fondos públicos, la prevaricación de libro, el cohecho a destajo, han sido un accidente inoportuno, un tropiezo anecdótico que le puede suceder a cualquier padre de familia.

Consecuentemente, el señor Griñán, ahora como presidente de la Junta de Andalucía, y antes como consejero de Economía y Hacienda, nunca tuvo noticias del atraco a manos llenas del dinero público, ni leyó los informes de intervención que alertaban de irregularidades, ni sospechó del conseguidor de los EREs, ni advirtió que un puñado de alcaldes amigos disfrutaban de plácidas pensiones en empresas donde nunca pusieron un pie. Se limitó, por consiguiente, a cebar con fondos de la administración una partida que, mire usted por dónde, al cabo de los años acabó en manos de chorizos sin escrúpulos. Cosas que pasan en la vida.

Así que el presidente de todos los andaluces se subió al escaño, se abrió en canal, puso toda la verdad sobre la mesa y rindió cuentas a la ciudadanía con toda la transparencia del universo. No, desde luego, como hacen otros.

Etiquetas
Publicado el
6 de abril de 2013 - 02:20 h
stats