Desdoblamiento

"Eso será una decisión del partido"

           (Jose Antonio Nieto. Presidente provincial del PP)

 

En términos médicos, el trastorno de identidad disociativo es un diagnóstico descrito como la existencia de dos o más personalidades en un individuo. Cada una de las identidades que se alojan en el mismo organismo pueden actuar de forma autónoma, sin que la una sepa que va a hacer la otra y aquella ignore cuáles son las intenciones de esta.

El señor Nieto, ex alcalde de Córdoba y hoy exiguo jefe de la oposición, es presidente provincial de su partido desde 2006. Quiere decirse que en su formación no se mueve un cenicero de sitio sin que su presidente lo autorice. Mucho menos una lista electoral. Pues bien: el señor Nieto quiere irse al Congreso de los Diputados. No sabemos si para ahorrarse el dolor de estómago de contemplar a la señora Ambrosio sentada en su trono o para pescar en caladeros de altura.

Es entonces cuando se produce ese desdoblamiento de la personalidad del que hablábamos en el primer párrafo y que es ya un clásico de la política de partido. ¿Irá usted en la lista al Congreso?, le preguntan los periodistas. Eso será una decisión del partido, contesta él ufano. Si convenimos que el señor Nieto y el partido son la misma cosa observarán ustedes que nos sale un diagnóstico de trastorno de identidad disociativo de libro.

Con todo, el señor Nieto no debe preocuparse. Se trata de un síndrome muy común entre los cargos orgánicos. Un simple resfriado de invierno, que para cualquier mortal supondría el internamiento en un sanatorio. No pasa un día en que no escuchemos a un presidente provincial o a un secretario general decir que están a disposición del partido. O sea, a merced de la otra identidad que llevan dentro del mismo cuerpo. Veremos, pues, qué decide el señor Nieto sobre el futuro del señor Nieto.

Etiquetas
Publicado el
25 de julio de 2015 - 10:36 h
stats