Crudo como una costilla de buey

"Que le den por culo a los homenajes"

           (José Santiago Murillo. Presidente de la Federación Cordobesa de Fútbol)  

Nos rendimos ante este titular crudo como una costilla de buey. En el fondo y, sobre todo, en la forma. Sin edulcorantes ni circunloquios tan habituales hoy en el discurso dominante. No conocemos a este señor. Ni su trayectoria, ni su obra, ni si guarda cadáveres en el armario. Ni puta idea, como diría él mismo siguiendo su lenguaje descarnado. Pero nos sorprende que quede alguien en el planeta que, tras 35 años sentados en el mismo sillón, quiera irse sin una mísera cena de despedida.

No nos imaginamos a don Miguel Castillejo, por ejemplo, pronunciando una frase como la que tienen aquí delante. Ni en la forma ni, sobre todo, en el fondo. El ex presidente de Cajasur pasará a la historia por una gestión mesiánica, despótica y plagada de agujeros negros. Pero también por aquellos legendarios auto homenajes que organizaba para su mayor gloria. En eso era un pionero. Tanto que ordenó construir un pabellón con su propio nombre y capacidad para cinco mil palmeros. Que se dice pronto.

En la feria de las vanidades, por tanto, podríamos estar ante una rara avis. En el caso, naturalmente, de que el titular no sea una impostura. Otra nueva impostura de las muchas con que nos desayunamos cada mañana que abrimos el periódico. En ese caso, decimos, este señor se merece un homenaje por haber tenido agallas de mandar a tomar por culo los homenajes. Con dos bemoles.

Etiquetas
Publicado el
6 de febrero de 2016 - 02:05 h