Feria

Está amaneciendo y hace frío. Debí hacer caso a mamá y coger una chaqueta. ¿Qué le voy a decir? Se va a enfadar. El tren no sale hasta dentro de una hora y no sé cómo voy a llegar hasta la estación. Tengo frío y el suelo está empapado. Aquí no podrán verme. No creo que tengan más ganas de correr.

Me duele, me duele.

Me pitan los oídos. Aún puedo oír la música. Otra copa. Vamos al baño y dame otra de ésas. ¿Dónde las pillas? Me están poniendo cachonda. Vamos a bailar. Me gustas. Tu amigo me pone. ¿Por qué no echamos a los niñatos? Él se puede quedar y mirar. Otra copa. ¿Te va la coca?

Me duele, me duele.

No he manchado mucho. Puedo decirle que es la regla. Mamá no se va a asustar por ver sangre en unas bragas. Odia que me ponga estos pantalones con el top, pero le he dicho mil veces que para trabajar tengo que vestir así. ¿Cree que si no tuviera estas tetas me habrían cogido en la caseta para repartir invitaciones? No pagan mucho, pero las copas me salen gratis.

Me duele.

Hoy he tomado por lo menos veinte y todas esas pastillas. Yo os invito. Trabajo en esa caseta. Qué guapo sois. Me gusta tu polla. La de tu amigo también. Dile a los niñatos que se vayan. El otro puede mirar. ¿Grabarlo? Bueno, pero luego lo borramos. Dame otra. Me gusta por detrás. Déjame comerte. Sí. No, no, diles que se ha acabado. Dame el teléfono. Dile a los niñatos que se vayan. Deja de reírte. Suéltame. No tiene gracia. No. Él sólo podía mirar.

No quiero hacerlo, no voy a hacerlo. No. No.No

Me duele. Hace frío.

La Policía ha encontrado a una chica en un Polígono de Málaga llorando y desorientada. Les ha contado una historia. Quizás no sea la versión completa de una noche de Feria, pero ¿por qué tenía tanto miedo? ¿de dónde salían sus lágrimas? Una jueza, un fiscal y un abogado de oficio han considerado oportuno archivar su caso. Su historia no es real, pero ¿cuál es su verdadera historia?

Etiquetas
Publicado el
22 de agosto de 2014 - 23:40 h
stats