Balance anual

Un actor porno, un novelista, un entrenador deportivo, dos albañiles y un director de banco. El saldo de este mes puede considerarse positivo. Tanto que servirá para elevar la media trimestral seriamente afectada por la recesión propia de los tiempos que corren y cerrar el año en positivo.

Claro que si lo pienso bien, el banquero y el novelista eran la misma persona. Se ve que al hombre le queda tiempo entre hipoteca y desahucio para echar unos párrafos e ir completando esos folletines ilegibles que sólo él y su editor llaman novelas. En fin, cinco presas en un mes... Pues no está nada mal.

Aunque los dos albañiles trabajaron juntos la noche de autos, así que debería contabilizarlos como uno ¿no? Cuatro trofeos en cuatro semanas; un triunfo cada siete días. Podría decirse que sigo en forma.

Sin embargo ¿es válido imputar a este trimestre al entrenador? Al fin y al cabo la captura tuvo lugar en enero, la fecha propia para volver al gimnasio. Pues lo dejo en tres. Pero, el actor ¿no andaría fingiendo? Ahora que lo pienso...

Desde que Rosario volvió a salir de caza, las charlas con ella se han convertido en monólogos sin sentido.

Etiquetas
Publicado el
12 de enero de 2013 - 07:45 h