El PSOE denuncia que hay 200 plazas de técnicos sin cubrir en Educación Especial

Interior de un aula de un colegio público cordobés

La secretaria de Educación del PSOE de Córdoba, Carmen González Escalante, ha denunciado la “deficiente” gestión que el Gobierno de Moreno Bonilla está prestando al alumnado con necesidades especiales tanto en la comunidad andaluza como en la provincia de Córdoba que adolece, según informó, de más recursos docentes, nuevas aulas para atender a estos niños y niñas o medidas como bajar la ratio en clase y nuevas ayudas para las familias. 

La socialista cifró en casi 200 las plazas de técnicos de integración social actualmente sin cubrir en los colegios y centros educativos públicos andaluces, así como retrasos en los pagos, carencias en las instalaciones y más aulas específicas, por lo que exigió a la Junta de Andalucía “que preste mayor atención a este colectivo, primero a través de la necesidad imperiosa de bajar las ratios, y segundo, dignificando el servicio”, por lo que recriminó al PP que hubiese rechazado una propuesta llevada por el PSOE de Andalucía al Pleno del Parlamento andaluz en la que se proponían actuaciones concretas para mejorar la Educación Especial. 

González Escalante aseguró que Moreno Bonilla “puede hacer mucho más por las familias que tienen en su seno a alguno de los 126.000 alumnos y alumnas con necesidades especiales en Andalucía”, de los que el 80% son atendidos en centros públicos. “No todas las familias pueden pagar de su bolsillo psicólogos o terapeutas, por lo que reclamamos que la atención a este colectivo sea prioritaria para el Gobierno andaluz, con mejores condiciones laborales para su profesorado, más igualdad en las aulas para este alumnado y más ayudas para sus familias”, relató. 

Así, la secretaria de Educación de la CEP socialista indicó que son los propios sindicatos educativos quienes ponen de manifiesto las carencias que arrastra el sistema andaluz de enseñanza desde hace años, por lo que instan a que sea la propia administración la que establezca un límite de alumnos con necesidades educativas especiales (NEE) por aula, para de este modo resolver las situaciones que se sufren en numerosos colegios por falta de recursos docentes en Pedagogía Terapéutica, Audición y Lenguaje y Personal Técnico de Integración Social (PTIS), así como de orientadores para las unidades de acompañamiento personal y familiar o monitores. La  sobrecarga de trabajo y los trámites burocráticos que debe solventar el personal es una de las principales reclamaciones planteadas desde el ámbito sindical educativo.

Etiquetas
stats