El Hospital Reina Sofía impulsa la educación alimentaria en familias para combatir la obesidad

Equipo de profesionales de PInPO y alimentación y cocina del Hospital Reina Sofía

El Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba ha implantado el programa PInPO (Program Intervention in Pediatric Obesity) para luchar contra la obesidad infantil y lograr que las personas que participen pierdan peso de forma mantenida a través de un cambio en sus hábitos de vida. Esta iniciativa comenzó su andadura en 2019 y, tras dos años de pandemia, ha vuelto a retomar las sesiones presenciales.

Se trata de un novedoso programa de intervención diseñado por un equipo multidisciplinar y en el que intervienen profesionales de Pediatría, enfermeras de Nutrición y Endocrinología, psicóloga y tecnóloga de los alimentos, según detalla el complejo hospitalario en una nota.

Este equipo es el encargado de establecer el método y las herramientas de trabajo con cada una de las familias participantes. En principio, va dirigido a familias con niños con problemas de obesidad y con edades comprendidas entre los seis y los 13 años.

A través de nueve sesiones grupales grupales de una hora de duración, se trabaja por un lado con los menores y, por otro lado con sus padres. El programa se desarrolla durante nueve encuentros, en los que los grupos irán conociendo y comprometiéndose a retos diarios en hábitos de alimentación, actividad física y salud. Para ello, en las sesiones se trabajan aspectos como el grado calórico de los alimentos, la modificación de la vida sedentaria, aumento de la autoestima, entre otros.

Esta metodología permite que el equipo de profesionales logre que los participantes desarrollen una mayor motivación hacia el cambio, un aumento y mejora en la adherencia a hábitos alimentarios saludables y un aumento de la actividad física que practican, entre otras cuestiones.

Se trata de un programa flexible, que permite planificar la intervención en base a las particularidades de cada uno de los asistentes, de forma que puedan conseguir los objetivos de la forma más sencilla posible.

Hasta el momento, el programa se ha desarrollado en dos ocasiones. La última ha finalizado este verano y se retomará tras el período estival hasta el mes de noviembre.

La motivación

“Para la consecución de los resultados es fundamental la motivación, por eso se hace una captación de pacientes a través de las pediatras y enfermeras, que son las que mejor conocen a los pacientes, sus motivaciones, entre otros”, según destaca la jefa de bloque de Enfermería, Aurora Ruiz.

Para despedirse antes de las vacaciones, el equipo de trabajo de PInPO, la Unidad de Actividades Motivacionales y el servicio de Alimentación y Cocina del Hospital han organizado una merienda saludable especial.

Materiales

En las sesiones, los participantes trabajarán con unos cuadernillos en los que Mario, un niño de ocho años es el personaje protagonista. A lo largo de nueve capítulos, este niño va contando cómo es su día a día, sus miedos, preocupaciones y cómo va cambiando y mejorando su autoestima gracias a sus amigos (Luis y Gema), familiares y a la incorporación de sencillos cambios.

Los materiales han sido diseñados por profesionales del hospital, basándose en la evidencia científica disponible sobre el tema, y también han sido revisados por profesionales de Educación que han evaluado la adecuación del contenido a la edad de los pacientes que trabajarán con ellos.

Etiquetas
stats