Critican los “incumplimientos” de la Junta con los bomberos forestales

Bomberos del Infoca en la manifestación

La sección sindical de UGT Servicios Públicos en la Agencia de Medio Ambiente y del Agua (Amaya) de la Junta de Andalucía ha criticado este lunes los “incumplimientos” del Ejecutivo autonómico para con los bomberos forestales de la provincia, que desarrollan su labor en el marco del Plan Infoca y para los que ha reclamado “estabilidad”, pues “entre el 30 y el 50 por ciento de la plantilla de verano”, con contratos temporales que acabaron el 30 de octubre, “fueron a la calle”.

La cuestión, según han explicado en rueda de prensa el secretario provincial de Administración Autonómica y Sector Público Andaluz de UGT en Córdoba, Manuel Jiménez, y el secretario general de la sección sindical de UGT en Amaya Córdoba, Rafael Carmona es que, cada año, estos bomberos forestales con contrato temporal “son despedidos tras la campaña” y, ante ello, lo que demanda el sindicato es que “se mantenga al 100 por 100 de la plantilla del Infoca todo el año”,

En este sentido, Carmona ha recordado que “los bomberos forestales, que firmamos en 2018 el mejor convenio de la historia para la agencia, somos los únicos trabajadores públicos de Andalucía que no cobramos la antigüedad”.

A ello se suma que, a pesar de que el sindicato denunció el convenio en 2020, “estamos a 2022 y aún seguimos bajo el mismo convenio que firmó UGT en 2018, con todas las mejoras que podemos disfrutar hoy los bomberos forestales”, pero con “deficiencias, como la estabilidad”.

De hecho, Carmona ha indicado que la Junta “incumple la convocatoria de oferta pública de empleo anual, y esto repercute en los trabajadores temporales, que tras seis meses de servicio en campaña contra incendios se van al paro, viéndose obligados a buscar otro empleo para sobrevivir”.

Por eso, entre los principales objetivos que se ha marcado UGT conseguir en futuras negociaciones están “el reconocimiento de la antigüedad, que ya viene recogida en el convenio y que, por lo tanto, es irrenunciable, porque está ya firmada desde 2018, unas bases justas para la OPE y que se nos tenga en cuenta en las licitaciones de material, porque somos los que realmente sabemos lo que se necesita y la calidad de estos materiales para nuestro trabajo”.

Junto a ello, Carmona, quien ha criticado la actual “falta de material, como los EPIs y la antigüedad de los vehículos, que no cumplen los requisitos necesarios para poder entrar en el medio natural en el que desarrollamos nuestro trabajo”, también ha defendido la necesidad de que “exista un dispositivo completo todo el año”, dado “el aumento de incendios en época no estival”, y de “ampliar las medidas de prevención para que estos no se produzcan”.

Por otra parte, Carmona ha hecho especial hincapié en que “los bomberos forestales que lleguen a los 60 años puedan ser reubicados en otros puestos que eviten un alto riesgo”, dada la mayor merma que sufre su condición física a partir de esa edad, lo que, además, “permitiría aumentar las plazas libres que debieran ser ocupadas inmediatamente por nuevos trabajadores”.

Etiquetas
stats