Asaja lamenta que la nueva PAC que “impone” el Gobierno supone “menos dinero” y “más obligaciones”

El presidente de Asaja Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa, en una imagen de archivo

El presidente de Asaja Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa, ha lamentado este jueves que el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, “impone una muy lesiva PAC para Córdoba y Andalucía”, pues supone “menos dinero, más burocracia y más obligaciones”, todo ello “sin ningún tipo de diálogo con el sector, ni antes ni ahora”.

En este sentido y en una nota, Asaja ha indicado que, “hasta la fecha, nunca se ha reunido en Córdoba, a pesar de ser cordobés de adopción, con las organizaciones agrarias y cooperativas y que, ahora, ha enviado a la Comisión Europea su propuesta del Plan Estratégico para la PAC (Pepac) cuando tiene abierto el mismo a exposición pública hasta el 4 de febrero de 2022”. Asaja Córdoba lo considera “una deslealtad y una falta de respeto a todos los agricultores y ganaderos cordobeses, andaluces y españoles”.

Asimismo, el presidente de Asaja Córdoba ha demandado, al igual que lo hizo en la caravana de protesta del pasado 21 de diciembre en Córdoba, “que el Ministerio de Agricultura cambie sustancialmente sus propuestas y que la Junta de Andalucía mantenga firmeza en la defensa de los intereses de los agricultores y ganaderos andaluces”, para lograr “una PAC justa para los agricultores y ganaderos de Andalucía”, y que “se reconozca la realidad, la diversidad y el potencial productivo del campo andaluz”.

Fernández de Mesa ha afirmado que el ministro “aún está a tiempo de rectificar y enmendar” esta “nefasta reforma ideológica que es un atentado sin precedentes contra el campo cordobés y su capacidad productiva”.

Según ha dicho, “solo con la aplicación de los ecoesquemas, todos los agricultores y ganaderos tienen en el aire en torno a un 30 por ciento de las ayudas que perciben actualmente. Si a esto añadimos que el presupuesto de la PAC para España es un diez por ciento menos que en el periodo anterior, que reducen las regiones de la PAC para las ayudas que perjudica notablemente a la agricultura más productiva como es la cordobesa, y que los costes se incrementan por la mayor burocracia y las mayores obligaciones”, es “indudable” que habrá “una importante pérdida de fondos de la PAC para todos los agricultores y ganaderos cordobeses y para la inmensa mayoría de los andaluces y españoles”.

Tal y como ha afirmado Asaja, así lo reconocen los propios informes de la Comisión Europea y del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, que indican que la nueva PAC va a dar lugar, en España y en la Unión Europea, “a descensos considerables de la producción, al aumento de costes, a la pérdida de competitividad y en definitiva al empobrecimiento del sector productivo”.

Sin embargo, el ministro Planas, “consciente y cómplice de todo ello, mantiene sus propuestas contra el sector sin haber explicado aún por qué lo hace, y a qué oscuros intereses defiende”, ha criticado el responsable de Asaja.

Una PAC “justa”

En este contexto, desde Asaja Córdoba se solicita una PAC “justa para los agricultores y ganaderos de Córdoba y Andalucía”, pues una PAC que “no es buena para Andalucía, como de forma unánime el sector denuncia y que no es buena para uno de cada tres agricultores españoles, no puede ser buena para España”. Igualmente, se pide que “se reconozca la realidad, la diversidad y el potencial productivo del campo andaluz” y que “una parte muy importante del presupuesto para la PAC en España es fruto del trabajo de los agricultores y los ganaderos andaluces”.

También se exigen nuevas regiones productivas PAC, pues “es inaceptable la reducción a 20 regiones desde las 50 actuales, cuando Bruselas no obliga a ello, lo cual perjudica especialmente a Córdoba y Andalucía”. “Deben incrementarse las regiones y deben realizarse y consensuarse cambios sustanciales en la propuesta del ministerio para conseguir el necesario equilibrio territorial y productivo en todas las provincias y cultivos, minimizando el impacto real y las pérdidas que de estas nuevas regiones se derivarían para miles de agricultores y ganaderos andaluces”.

Además, se piden ecoesquemas recalcando que la propuesta de ecoesquemas recogida en el Plan Estratégico Nacional supone “una clara pérdida de renta para el campo andaluz, que puede llegar a pérdidas individuales solo por este concepto de hasta el 30 por ciento de las ayudas actuales” y que las ayudas directas deben dirigirse “a los agricultores y ganaderos que realicen una actividad agraria real y efectiva”, recalcando que “deben eliminarse criterios que dejen fuera a agricultores y ganaderos pluriactivos, con otras actividades económicas, pero para los que la actividad agraria supone un complemento de renta”.

“Ataca a las explotaciones más viables”

Asaja ha subrayado que se trata de una reforma que “ataca las explotaciones más viables, con agravantes como el techo de las ayudas y la degresividad que discrimina a aquellos que han hecho mayores inversiones y han aumentando o mantenido el tamaño se sus explotaciones para ser más competitivas”. Asimismo, está redactada con un sesgo “claramente ideológico”, pues “no responde a criterios agronómicos, económicos o técnicos”, con el fin de “contentar a los lobbies que van contra el mundo rural, la agricultura y la ganadería y a otras comunidades autónomas a costa de los agricultores y ganaderos andaluces”.

Por ello, desde Asaja Córdoba se pide al ministro Planas que “cambie sus propuestas y escuche al sector cordobés y andaluz”, que de “manera unánime” le está diciendo que “se está equivocando y atacando a Córdoba y Andalucía sin razones justificadas y sin que Bruselas le obligue a ello”.

Para concluir, Fernández de Mesa ha reseñado que “sería una forma de reconocer la labor solidaria y esencial que siempre han desarrollado los agricultores y ganaderos y que ahora están pasando por ”una situación difícil y ruinosa debido a los altos costes de los 'inputs' necesarios para producir, unido a la falta de mano de obra, los mayores requisitos laborales, y una reforma de la PAC que nos exige más con menos recursos y que castiga a la agricultura y ganadería más productiva“.

Etiquetas
stats