Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
Branded Content

Cómo aprovechar los préstamos personales para alcanzar metas financieras

Préstamo.

Juan Antonio Fonseca Serrano

0

Los préstamos personales se han convertido en una valiosa herramienta financiera para muchas personas. Son una solución de lo más flexible y accesible, que además puede ser especialmente interesante en caso de querer alcanzar ciertas metas financieras imposibles sin una inyección de dinero.

Tanto si quieres emprender un negocio, hacer alguna reforma o incluso comprar un coche nuevo, puede que los préstamos personales sean justo lo que estabas necesitando. ¿Por qué? Te lo vamos a explicar con todo lujo de detalles, como también vamos a darte varias pautas para que puedas aprovechar todas y cada una de sus ventajas al 100%.

¿Qué son los préstamos personales y qué ventajas tienen?

Un préstamo personal es un producto financiero que permite a cualquier persona obtener una cantidad determinada de dinero prestado, que luego deberán devolver en cuotas periódicas junto con ciertos intereses. A diferencia de otros tipos de préstamos, como pueden ser por ejemplo los de carácter hipotecario, los préstamos personales generalmente no requieren una garantía específica, lo que los convierte en una opción atractiva para diversas necesidades financieras.

Las empresas como Oney que ofrecen este tipo de servicios no suelen pedir avales, ni exigir una justificación sobre para qué se van a emplear. Muchas entidades financieras los brindan casi de forma automática, con la facilidad de solicitarlos a través de la app o web. Así de sencillo.

Pero es solo una de sus bondades. A continuación vamos a ver algunas de las principales ventajas de usar préstamos personales para alcanzar tus metas financieras:

Libertad para usar el dinero

Los préstamos personales ofrecen una flexibilidad enorme en cuanto al uso del dinero prestado. Esto significa que tú decides en qué invertirlo, ya sea para pagar una reforma de la casa, un vehículo de ocasión, financiar un viaje o emprender un proyecto personal. Esta versatilidad te brinda la posibilidad de destinar los fondos en aquello que te resulte más importante, o necesario.

Solicitudes en segundos

En comparación con otros tipos de préstamos, como los préstamos hipotecarios, los préstamos personales suelen tener procesos de solicitud más ágiles y sencillos. Con la posibilidad de realizar trámites en línea o en persona, puedes obtener rápidamente la aprobación y disponer del dinero en poco tiempo. De hecho, en ocasiones se conceden y se recibe el dinero en menos de una hora.

Sin avales ni garantías

A diferencia de los préstamos hipotecarios, en los que el bien hipotecado sirve como garantía, los préstamos personales no requieren garantías. Esto significa que, si por alguna razón no puedes cumplir con los pagos, tus activos personales no estarán en riesgo y podrás buscar la forma de devolver el dinero sin perder tus bienes.

Cómo aprovechar mejor los préstamos personales

Si bien los préstamos personales pueden ser una herramienta valiosa para alcanzar tus metas financieras, es fundamental que sepas cómo deben usarse de forma responsable, a la vez que de una forma que realmente se puedan aprovechar sus posibilidades. Aquí tienes varios consejos para aprovechar al máximo esta solución financiera:

Evalúa tus necesidades y posibilidades

Antes de solicitar un préstamo personal, debes hacer una evaluación tanto de tus necesidades como de tus capacidades a nivel económico. Valora si realmente es la solución que necesitas y, sobre todo, si podrás afrontar el pago de las cuotas en los plazos que te ofrece el banco. Es lo primero y más importante de todo este proceso.

Planifica bien los pagos

Una vez hayas dado con la fórmula adecuada, debes trazar un plan de pagos que se amolde a la realidad y te permita cumplir con los pagos en los plazos que se te indiquen. Si lo haces, tu historial será positivo para la entidad y esta no te pondrá pegas en caso de tener que solicitar otro tipo de producto en el futuro.

Compara opciones

No te limites a aceptar la primera propuesta de préstamo interesante que encuentres. Compara lo que brindan diferentes instituciones financieras, analizando sobre todo plazos y tasas de interés. Busca condiciones favorables que se ajusten a tus posibilidades y te ofrezcan plazos cómodos para realizar los pagos.

Usa el dinero con cabeza

Una vez que tengas el préstamo, debes utilizar el dinero recibido estratégicamente. Si tu meta es emprender montando un negocio, destina estos fondos a las inversiones que ayuden a su crecimiento y, al final, acaben trayendo más ingresos a la empresa. En caso de que sea con otro objetivo, busca siempre la forma de hacer que ese dinero te ayude al máximo posible.

Evita las deudas excesivas

Aunque los préstamos personales pueden ser de gran ayuda, debes esquivar el sobreendeudamiento por todos los medios. No solicites préstamos por encima de tus posibilidades, porque eso acabará trayendo problemas a largo plazo.

En definitiva, los préstamos personales pueden ser una herramienta valiosa para alcanzar metas financieras importantes en tu vida. Con su flexibilidad, agilidad y ausencia de garantías específicas, ofrecen beneficios que pueden adaptarse a diversas necesidades económicas. Sin embargo, es crucial utilizarlos con responsabilidad y prudencia.

Etiquetas
stats