De patios entre Santiago y San Pedro (III): Siete Revueltas, 1

Patios de Siete Revueltas, 1, en la ruta Santiago-San Pedro | ÁLEX GALLEGOS

En un rincón, casi en secreto, se levanta un edificio con recuerdos propios. Entre sus distintos muros permanece una parte de la memoria de la ciudad, que por fortuna no la perdiera en la década de los ochenta del siglo XX. Si el visitante avanza por Agustín Moreno, otrora del Sol, desde Campo Madre de Dios, se topa con diversas callejuelas. Una de ellas surge apenas superada la parroquia de Santiago Apóstol, frente a la de Ronquillo Briceño. Es la de Siete Revueltas, en cuyo número 1 se erige un inmueble conocido como la Casa de las Campanas y que es el más antiguo de cuantos actúan en el Festival de Patios de Córdoba. Sus espacios floridos son testigo de una historia que se remonta al siglo XIV y que puede adivinarse en la actualidad dentro del Mayo Festivo -guía-. Así es gracias a la Asociación de Amigos de los Patios y al cuidado de Jenaro Casas, entre otros.

La vivienda fue en su origen un palacio mudéjar, pasado que muestra aún un arco de yesería que une sus dos patios. Después acogió una fundición de campanas, de ahí su actual denominación popular. Ocurrió antes ser casa de un mayorazgo del duque de Alba y de convertirse ya a comienzos del siglo XX en inmueble vecinal. Tras tanto, la construcción cayó en abandono y deterioro, de lo que la salvó la Asociación de Amigos de los Patios en 1982. El inmueble fue declarado precisamente ese año Monumento Histórico-Artístico. Una vez rehabilitado y puesto en valor, sus patios son parte del Festival desde 2014. A partir de ese momento, los turistas tanto como los cordobeses pueden disfrutar de dos recintos cargados de plantas e historia, en la ruta Santiago-San Pedro y dentro de la modalidad de Arquitectura Antigua. Todo de la mano de Jenaro Casas, que disfruta del cuidado de este legado pero advierte de un riesgo del certamen: “El problema que veo es que esto se masifique demasiado”.

PREGUNTA. ¿Qué significa el patio para usted?

RESPUESTA. A mí me da mucha vida, me gusta mucho. Me gustan las plantas y disfruto. Aunque también te dan mucho trabajo, y más este patio que es muy grande. Es el más grande de todos. No siempre lo tienes todo al detalle porque es enorme.

P. ¿Por qué deciden participar en el Festival?

R. La asociación se creó para rescatar patios. Rescató éste y el de San Basilio, 44, que si no hubiera desaparecido, como han desaparecido otros patios. Invirtieron en las dos casas y las arreglaron. La asociación se hizo para rescatar, que hicieron lo que pudieron. Rescataron los dos más señeros prácticamente de Córdoba.

P. ¿Qué opinión le merece el Festival de Patios hoy por hoy?

R. Creo que se está masificando mucho. Aquí no se nota tanto, pero en el otro (por San Basilio, 44), es imposible. Éste absorbe mucho, pero en el otro no tanto y por eso se forman esas colas tan grandes.

P. ¿Qué considera necesario mejorar?

R. Habría que evaluar muchas cosas. Hay veces que los organismos no colaboran mucho. El Ayuntamiento te da tanto, pero los que hacemos los patios, lo hacemos prácticamente por amor al arte. Las subvenciones no son suficientes. ¿Qué te dan, 300 euros que son para plantas? No es solamente plantas, esto tienes que limpiarlo, pintarlo… y ahí los organismos… O la hostelería, para ellos va todo el dinero.

P. ¿Qué futuro cree que aguarda al Festival de Patios?

R. El Festival está bien. El problema que veo es que esto se masifique demasiado

P. ¿Cuál es su recomendación para disfrutar de los patios?

R. Que simplemente paseen de uno a otro, miren y observen, y que disfruten, que esto es un encanto. Y por supuesto, que vayan con tranquilidad.

Etiquetas
stats