Lo nunca visto fuera de casa esta década

Aythami, en un lance del partido en Reus | LOF

De apenas tres puntos es su balance hasta ahora. A ello cabe añadir que sólo cuenta con cinco goles a favor y acumula la friolera de 19 en contra. Con estos registros cierra el año el Córdoba como visitante, un rol con el cual todavía desconoce la victoria -en Liga- esta temporada. En efecto, el cuadro califal se muestra incapaz de vencer lejos de El Arcángel tras nueve encuentros. La estadística viene a hacer más compleja si cabe su realidad, que a la espera del último partido de 2018, en su feudo, sabe que va  tomar las uvas en zona de descenso. Pero además supone el peor dato del conjunto blanquiverde como foráneo a estas alturas desde la temporada 2009-10, hecho éste que agrava la preocupación en torno al equipo de Curro Torres. Tanto es así que sólo los datos de la campaña 2004-05, la que terminara con el descenso a Segunda B, son más negativos que los actuales.

Lo nunca visto fuera de casa esta década. Esto es lo que depara la trayectoria, por ahora, del Córdoba en feudos ajenos. Porque por vez primera en lo que va de decenio cierra un año natural, con casi la primera vuelta del campeonato de Liga cubierta, sin ganar como visitante. Cierto es que el más reciente registro no resulta nada positivo, pero por debajo de éste se sitúa el sellado esta campaña. La anterior, el cuadro califal se marchó al período vacacional de Navidad con apenas una victoria como foráneo. A ésta sumó un empate, lo cual llevó a un guarismo de cuatro puntos. Cabe resaltar en este sentido que dichos números se produjeron disputados ya diez duelos lejos de El Arcángel. Esta vez son nueve. Sea como fuere, entonces el conjunto blanquiverde al menos supo vencer en algún campo que no fuera el suyo.

El caso es que en la presente década el Córdoba jamás despidió un año y esperó al siguiente sin sumar de tres como visitante. La pasada campaña lo evitó en su primera salida, al golear al Albacete (0-3) en el Carlos Belmonte. Idéntica situación vivió la temporada 2013-14, que terminó con el ascenso a Primera. Entonces, el cuadro califal se estrenó como foráneo con una victoria ante el Deportivo (0-1) en Riazor. Después no volvió a ganar lejos de El Arcángel: consiguió tres empates y cayó en seis duelos. También venció sólo una vez a estas alturas el curso 2010-11, con Lucas Alcaraz al frente del equipo. Precisamente entonces esquivo el último registro negativo en este sentido, que tuvo lugar para el conjunto blanquiverde el campeonato anterior. Fue en la 2009-10, en efecto, cuando encaró la Navidad sin triunfo alguno fuera de casa. Eso sí, sumó más que en la actualidad: cinco puntos por los tres de este ejercicio.

Aquella fue la última ocasión en la que el Córdoba cambió de año sin ganar con el rol de visitante. Un hecho éste que ni siquiera se dio en su duro periplo por Primera: en la elite superó al Athletic (0-1) y de paso logró su primera victoria de la temporada y en la máxima categoría después de más de 40 años. El balance cobra mayor relevancia, en plano negativo, si el análisis comienza en la temporada 1999-2000. Desde su retorno a Segunda A después de más de tres lustros, tras el ascenso en Cartagena, el conjunto blanquiverde sólo alcanzó el parón invernal de la competición sin conocer el triunfo fuera de casa en dos campañas antes de la mencionada 2009-10. La primera de ellas fue la 2002-03, que curiosamente arrancó, con Iosu Ortuondo como técnico, con un valioso empate a cero en La Romareda ante un Zaragoza todavía con galones.

Tras esa campaña, el balance negativo se repitió el curso 2004-05. Y de aquel es el precisamente el peor dato del Córdoba como visitante a estas alturas de campeonato. El cuadro califal, que llegó a tener hasta tres preparadores antes de enero -Esteban Vigo, Robert Fernández y Crispi-, apenas logró arañar un punto en nueve partidos con condición de foráneo. Por tanto, el equipo de Curro Torres consiguió al menos, de su mano además, no igualar el peor registro a estar alturas de temporada de las últimas dos décadas. Aunque una cifra sí resulta más negativa que entonces. Ésta es la de los goles en contra, ya que hoy por hoy acumula 19 y entonces recibió 15. Los fantasmas del Cincuentenariazo aparecen de nuevo, por tanto, para el conjunto blanquiverde. Por cierto, en aquella ocasión se pudo sellar la primera vuelta, ya en 2005, con al menos una victoria en feudo ajeno: se consiguió en Valladolid (0-1), en el mes de enero del nuevo año y con gol de penalti de Cristian Álvarez.

Etiquetas
stats