Una victoria más allá del cuadrilátero

Nacho Ramos, durante un combate.

Nacho Ramos, conocido con el apelativo de El Calorro, ha sido designado miembro del Comité de Boxeo Adaptado Español (CBAE). "Os garantizo que voy a trabajar y poner todo de mi parte en este proyecto", declaró el púgil afincado en Córdoba a través de sus perfiles en las redes sociales. Tiene razones para emocionarse. El lanzamiento de una sección oficial dedicada al boxeo para personas con discapacidad ha sido su gran lucha, más allá del ring. Ramos es el pionero del boxeo adaptado en España y el primero que ha disputado combates oficiales. Pero nunca pudo hacerlo en su país, donde no se admitían torneos de este tipo. Ramos vive y entrena en Córdoba, pero todo su palmarés deportivo lo ha forjado en Francia durante los últimos cinco años. En el país vecino encontró el escenario perfecto. Allí se proclamó campeón del Handi Boxe Gilbert Joie, un campeonato con rango oficial para boxeadores con discapacidad.

El joven, de 32 años, padece una enfermedad rara -la artogriposis degenerativa, que debilita los músculos y las articulaciones-, pero eso no le impidió entrar de lleno en el mundo del boxeo y convertirse en una de las grandes referencias nacionales. Afincado en Valenzuela, acude diariamente a la capital para seguir un programa de entrenamientos en el que tiene un papel fundamental Gregorio Pérez Aspirina, uno de los grandes apoyos de El Calorro.

Junto a su preparador, Ramos ha coleccionado duras sesiones de preparación en casa y un buen puñado de sensaciones inolvidables lejos de ella. El cordobés de adopción -nació en Vilafranca del Penedés- es un clásico en el torneo Handi Boxe. Acudió por primera vez en 2013 y fue cuarto. Al año siguiente, subcampeón. En 2015 levantó el título, en lo que fue uno de los momentos más intensos de su carrera deportiva. Ese oro le acreditó como el primer boxeador español con discapacidad que consiguió un título oficial. Después de un año de paréntesis por una lesión, regresó en 2017 para pelear por lo máximo. Lo hizo y se quedó a un paso. Volvió con una medalla de plata, el orgullo intacto y un deseo de revancha que calmó en este 2018 al levantar el cinturón de campeón.

Paralelamente a su trayectoria deportiva, Nacho Ramos es uno de los abanderados en la lucha por conseguir que la Federación Española de Boxeo incluya a los deportistas discapacitados en sus competiciones de carácter oficial. Después de mucho tiempo, ha conseguido colocarse como una punta de lanza para abrir un nuevo camino. Esta misma semana salieron a la luz los avances de un proyecto que se lleva gestando desde hace un año por parte de la FEB (Federación Española Boxeo) y el CBAE (Comité Boxeo Adaptado Español), que pusieron sobre la mesa las bases para empezar a trabajar en esta nueva disciplina, según explican a través de su página oficial en Facebook.

En este comunicado oficial explica el CBAE que la iniciativa ha tomado cuerpo "gracias al empeño y trabajo" en estos meses por parte de Felipe Martinez (presidente de la FEB), Alberto Carrión (presidente del CBAE), Pablo Navascués (vicepresidente del CBAE) y Nacho Ramos, el primer deportista con discapacidad en competir de manera oficial en Francia y pionero del boxeo adaptado en España.

La plasmación del proyecto tendrá su primer capítulo en el I Congreso de Boxeo Adaptado, que se tiene previsto realizar durante los primeros meses del año próximo. En una primera reunión, celebrada en Madrid, los promotores de este comité expusieron el borrador sobre el reglamento e intercambiaron impresiones sobre la futura normativa que regule esta disciplina deportiva.

Etiquetas
stats