Unión Futbolística Cordobesa: el proyecto de Infinity

Los administradores judiciales del Córdoba en El Arcángel | ÁLEX GALLEGOS

Todas las miradas apuntan al Juzgado de lo Mercantil número 1. Al igual que el lunes, este martes se convierte en escenario principal. Más que nada porque es ahí donde se decide el futuro del Córdoba, que por ahora pasa por la venta de su unidad productiva y un cambio de denominación. Unión Futbolística Cordobesa es en concreto el nombre elegido por Infinity, grupo inversor de Baréin cuya oferta es la única en principio, para la sociedad anónima deportiva (SAD) con que tiene planteado hacerse con el conjunto blanquiverde. Éste es por tanto el nuevo sello de la entidad en caso de confirmarse la transmisión de derechos mediante auto del juez Antonio Fuentes.

Este martes es un día en que por tanto debe haber novedades significativas en torno al Córdoba. Como punto de partida, cabe recordar que el plazo para oferentes para la unidad productiva del club terminó a las 14:00 del lunes. Entonces, diferentes fuentes confirmaban que en efecto sólo existía la propuesta de Infinity, conocida desde que el pasado lunes el juez dictó auto para la autorización de la subasta. El fondo depositó ya entonces algo más de tres millones de euros. Sin embargo, se advertía de la opción de que otras ofertas se hubieran realizado por distinto sistema -el telemático-. Lo primero en saberse en esta ocasión tiene que ser, de esta forma, si hay o no más tentativas para tomar el control del conjunto blanquiverde.

A partir de ahí, lo cierto es que todo hace indicar que Infinity está destinado a ser el propietario de la unidad productiva del Córdoba. Este hecho puede tomar carta de realidad también este martes si el juez Antonio Fuentes dicta auto en este sentido. De ser así, el grupo inversor tiene plenamente establecida su hoja de ruta de cara a su desembarco en la ciudad. De entrada se establece una nomenclatura diferente para la entidad, para lo que se elige Unión Futbolística Cordobesa. Según ha adelantado Diario Córdoba, ésta es la firma de la SAD adquirente del club. Este extremo lo han confirmado fuentes cercanas al fondo de inversión a CORDÓPOLIS.

En realidad, Unión Futbolística Cordobesa existe desde meses atrás. Se trata de una SAD creada con antelación y que ahora tiene total disposición de acceder a la unidad productiva del Córdoba. En este punto es necesario recordar que el auto del Juzgado de lo Mercantil número 1 para optar a la compra mediante subasta establecía un más que significativo requisito. “La oferta deberá ser presentada por una SAD constituida ex novo tal y como ha hecho el actual oferente, ya que es necesario dicha forma societaria para la gestión de un club de fútbol”, detalló el juez Antonio Fuentes.

Sobre el proyecto de Unión Futbolística Cordobesa SAD, Infinity tiene trazada una hoja de ruta que pretende llevar a efecto sea cual sea el escenario. Esta última afirmación es la que realizaron fuentes próximas al grupo inversor en la tarde del lunes después de conocerse el recurso de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) al auto que autoriza la venta de la unidad productiva del Córdoba. La intención es seguir adelante sí o sí, de ahí que incluso estén también definidos un consejo de administración y un plan de trabajo.

Etiquetas
stats