El toque cordobés en Primera División

Sergio León celebra un gol con el Betis | LFP

Aunque la cifra es más baja que en otras ocasiones, la presencia se mantiene. Ocurre además de manera significativa, pues cada uno de ellos goza de la confianza de sus respectivos entrenadores. Son cuatro y sus nombres son Sergio León, Álvaro Medrán, Alfonso Pedraza y Álvaro Jiménez. Ellos son los que esta temporada ponen sabor cordobés a Primera, una categoría en la que comienzan a labrar una firme trayectoria. Lo hace sobre todo el primero, el delantero de Palma del Río, que es uno de los más claros referentes en ataque del Real Betis Balompié. Y también el segundo, que es, de este grupo, el futbolista con más campañas consecutivas en la elite el fútbol español.

El protagonismo lo tiene principalmente Sergio León, quien logró dar el salto a Primera en verano de 2016 tras convertirse en pichichi de Segunda A con el Elche. Marcó 22 goles en la temporada 2015-16 y apareció en el escaparate como uno de los hombres más codiciados de la categoría de plata. Y de parte de la elite. El Osasuna se hizo con sus servicios y en Pamplona disputó 33 encuentros y anotó diez tantos. El descenso de los navarros provocó su salida, y el Betis fue el más rápido. Ahora, es el delantero titular de los verdiblancos, con los que acumula 14 partidos -de Liga- y cinco dianas. Cierto es que Sanabria, con siete goles, le gana la partida de cara a portería rival, pero no lo es menos que Quique Setién le tiene como pieza fija en sus esquemas en el cuadro heliopolitano.

Más veterano es en la máxima categoría, pese a su mayor juventud, Álvaro Medrán. El futbolista de Dos Torres se formó en la cantera del Real Madrid, con el que llegó a debutar en la campaña 2014-15. Un curso después militó en el Getafe, con el que jugó un total de 20 choques ligueros. Fue antes de firmar con el Valencia y dar un paso al frente en su carrera. En la primera temporada con los levantinos disputó 16 duelos y en la segunda una lesión le hizo quedar en un segundo plano. De ahí que el pasado verano saliera rumbo a Vitoria, para fichar por un Alavés en el que coincide con otro cordobés. El centrocampista es uno de los jugadores más utilizados en el convulso cuadro vasco y tiene un gol en su cuenta anotadora.

Con Medrán comparte vestuario Alfonso Pedraza, uno de los futbolistas de la tierra con mayor proyección de futuro en estos momentos. El de San Sebastián de los Ballesteros pasó a formar parte, en edad juvenil, de las categorías inferiores del Villarreal, con cuyo primer equipo se estrenó en la temporada 2015-16. Fue justo antes de iniciar un periplo de cesiones que, en un mismo curso -el pasado-, le llevó a vestir la elástica del Lugo y después la del Leeds. Este verano el club castellonense concedió un nuevo préstamo del jugador, esta vez al Alavés. Y en Vitoria es definitivamente un asiduo en los campos de Primera: acumula 15 encuentros de Liga esta campaña.

Por último, en el presente campeonato irrumpe poco a poco pero con prestancia el otro componente del cuarteto cordobés en la elite. Se trata de Álvaro Jiménez, quien también salió del Real Madrid para enrolarse en el Getafe. Con el cuadro azulón, de la mano de Pepe Bordalás, logró el ascenso a la máxima categoría el pasado curso. Lo hizo con un total de 33 encuentros en Segunda A. El salto a Primera no le supuso un frenazo en su carrera, ya que el técnico alicantino le mantuvo en sus planes. Al filo del final de la primera vuelta en la elite, el jugador del barrio de Fidiana suma diez participaciones en la competición liguera y un gol.

Etiquetas
stats