“Si no llegan recursos, esto puede ser una escabechina”

Rafa Moreno, entrenador de Adesal, en un tiempo muerto. FOTO: MADERO CUBERO
Rafa Moreno, entrenador del Adesal, revela la difícil situación en la presentación de Arantza Marín, fichaje tras la marcha de Cristina Gabaldón y Merche Fernández

Año nuevo y viejos problemas. El Adesal Córdoba, representante local en la máxima categoría del balonmano femenino, inicia 2014 con un doble frente: el deportivo y el económico. Su situación no difiere de la de cualquier otra entidad deportiva, aunque en su caso la cuestión adquiere unos matices nada desdeñables. Se trata de un equipo que compite en la élite, con todo lo que ello conlleva en gastos. “El día a día es una aventura a la espera de que lleguen los recursos económicos, porque de no ser así esto se convertirá en una escabechina. Los cumplimientos de plazos ahora mismo están en el aire”, ha revelado Rafa Moreno, entrenador del equipo, en el acto de presentación de Arantza Marín, el último refuerzo para buscar el objetivo de la permanencia después de la marcha de Cristina Gabaldón -fichó por el Elche- y de Merche Fernández, toda una institución en el club de La Fuensanta después de cinco años de pertenencia.

“Ha sido un duro contratiempo”, ha declarado el técnico, quien ha justificado la despedida de la portera en que “se están notando los retrasos de los ingresos para los clubes; hay quienes aguantan y quienes no”. De momento, Moreno se abastecerá del equipo juvenil: Isa Parras hará de segunda portera. “Esto abre la puerta a la juventud, aunque ya es excesiva en el equipo”, ha reconocido.

Por su parte, la nueva integrante del Adesal, Arantzazu Marín, ya entrena con sus compañeras desde el martes. La ilicitana, que se ha comprometido hasta el próximo 30 de mayo, disputó la pasada temporada en el Mar Alicante y hasta ahora “disfrutaba del balonmano” en el Polarens de la Segunda Nacional. “Cuando se ponga a punto será una gran aportación”, ha dicho Moreno, que ve a Arantza capaz de “darnos más temple y saber estar en la pista, porque tiene las ideas muy claras”. La polivalencia de la jugadora, que puede actuar desde el extremo hasta el central, es otra de las cualidades que el Adesal ha buscado.

Arantza viene con ganas de ayudar en el próximo partido de Liga ante el Cleba (domingo 12, a las 12:30, pabellón de La Fuesanta), si bien ha reconocido que “de forma no estoy igual que el resto de las compañeras porque entrenaba menos días a la semana”.¿El reto? Está claro: la permanencia. Algo que ve “factible”, porque “hay muchos equipos ahí abajo”.

Etiquetas
stats