Los secretos del 'león del Atlas'

Zaid Ait Malek, en una prueba en el centro Nutrir de Córdoba | ÁLEX GALLEGOS

Una de las grandes estrellas mundiales del ultra running es un cordobés de adopción. Zaid Ait Malek, nacido en Imilchil, una pequeña población del Alto Atlas central marroquí, se afincó hace años en Baena y desde allí se ha proyectado como uno de los nombres de referencia en una especialidad deportiva de dureza extrema, en la que los participantes abordan recorridos de distancias superiores a las de una tradicional maratón -a veces mucho más de los míticos 42 kilómetros- sobre superficies montañosas con senderos, arroyos, trepadas brutales y frenéticas bajadas. Zaid, hijo de un pastor de cabras, llegó a España por Algeciras escondido en los bajos de un camión en 2004. Hoy conquista títulos por todo el mundo como atleta de elite.

El último triunfo lo ha conseguido la segunda edición Intercontinental de Euráfrica Trail. El corredor del Buff Pro Team protagonizó una portentosa actuación en una prueba que une dos continentes. Salió del Parque Natural de Los Alcornocales (Algeciras), donde se desarrolló la etapa española, y cerró en Chefchaouen (Marruecos) su victoria. Es la tercera vez que lo consigue. Con un tiempo de 3 horas, 43 minutos y 41 segundos, Zaid Ait Malek batió al navarro Dani Aguirre y al escocés Casey Morgan, en un recorrido de 37 kilómetros por el Parque Nacional de Talassemtane. Su registro total ascendió a 8 horas, 27 minutos y 4 segundos, tomando como referencia la suma de sus tiempos en las dos etapas. "Otro año más he hecho historia", dijo tras cruzar la línea de meta.

Zaid mide 1'60 metros y pesa 53 kilos. ¿Cuál es el secreto de la máquina de Zaid? Los doctores Manuel Crespín -especialista en cardiología-, Juan Fernández -experto en nutrición y nutricionista deportivo- y Filípides Triano, licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, Master en rehabilitación y prevención de lesiones, componen el equipo que desde el Centro Médico Nutrir trabaja con el atleta marroquí. Ellos retratan las características de un competidor singular.

La fisiología de un campeón

Zaid se preparó especialmente para abordar el desafío de la Euráfrica, una carrera intercontinental por etapas que une los dos continentes y pone a prueba a los mejores corredores del mundo tanto en una modalidad explosiva de 4 kilómetros, como en otras dos de 37 y 40 kilómetros, respectivamente, que se desarrollan en menos de una semana en ambos continentes.

Para el cardiólogo Manuel Crespín, la principal cualidad de Zaid es "sin dudas, la resiliencia, tanto mental como psicológica, que es su sello personal". "Su excelente genética y muy posiblemente la interacción de ésta con su historia personal han desarrollado un capacidad de resistencia, recuperación y superación que se manifiesta en cada sonrisa de Zaid y se extiende también a todos los parámetros fisiológicos tanto en condiciones de esfuerzo y estrés, como en la fase de recuperación tras ese tipo de situaciones", añade el doctor.

"En el caso particular de Zaid, es una verdadera experiencia ver en directo el comportamiento cardiorespiratorio de éste deportista. Su capacidad para mantener un esfuerzo intenso dentro de un área metabólica de combustión predominantemente aeróbica es impresionante, lo cual nos habla de la importancia de la estrategia de aporte de combustibles (alimentos y suplementos) durante una carrera de montaña de Zaid", expone el especialista en cardiología que ha dirigido la preparación del atleta.

La capacidad de recuperación de Zaid es un hecho que pone de relieve Juan Fernández, experto en nutrición. "Zaid es un deportista que tiene mucho sentido común a la hora de su entrenamiento y es muy consciente de la importancia que un correcto descanso y una nutrición específica tienen para llegar completo a su siguiente desafío. Tiene una capacidad de recuperación que a veces no se parece a la mayoría de las personas; sin ir más lejos, un par de días después de su épica carrera en Transvulcania 2017, se le realizó un analítica para conocer el estado de los principales parámetros bioquímicos capaces de influir en su estado metabólico y rendimiento físico. Los resultados fueron sorprendentes en la medida que tanto su función hepática, como las variables hematológicas e incluso la excreción renal de "desechos" metabólicos se parecían a los de un adolescente sano sin mucho más que un entrenamiento semanal recreativo", indica.

Genética y entrenamiento

Según el equipo médico, la alimentación del marroquí "tiene sus preferencias, su hábitos, sus costumbres y su religión, pero a pesar de esto y de que su metabolismo es como un coche de alta gama, capaz de producir una enorme cantidad de energía mecánica muscular, él necesita, igual que cualquier otro deportista, tener un plan de alimentación y suplementación".

Zaid es un gran escalador, pero su fuerte es la carrera en cuesta abajo. Esto como cualquier corredor de montaña sabe, es particularmente complejo desde la técnica y el desgaste que produce. ¿Cuál es el secreto de Zaid? ¿Su genética o el entrenamiento? Según Filípides Triano, se trata de "una mezcla de ambos, no hace falta más que pensar que Zaid tiene en su valoración antropométrica-nutricional un 5,5% de masa grasa corporal". "Su pequeño tamaño corporal está basado principalmente en músculo, fibra y agilidad. La genética sin dudas ha hecho nuevamente de las suyas. Pero también es evidente que el entrenamiento juega un rol esencial en la modulación de ésta genética", añade sobre la particular fisiología del multicampeón Zaid Ait Malek, el león del Atlas.

Etiquetas
Publicado el
18 de octubre de 2017 - 08:30 h
stats