“Que todos sean uno y nos ayuden a ganar”

Luis Carrión, en la Ciudad Deportiva | ÁLEX GALLEGOS

Hará frío, el horario coincide con la jornada laboral y los abonados tendrán que echarse la mano a bolsillo para pagar un suplemento de cinco euros (10 de tarifa plana para el resto). Seguro que habrá menos gente de lo habitual en la grada este miércoles, a partir de las 19:00, en el Córdoba-Alcorcón. La Copa trae estos efectos colaterales. Ese raro envoltorio esconde uno de esos encuentros de los que uno puede hablar dentro de muchos años. Contar que estuvo allí el día en el que su equipo logró, por cuarta vez en más de sesenta años de historia, plantarse en unos cuartos de final de la Copa del Rey. Para eso necesita ganar al Alcorcón (la ida terminó con empate a cero) y romper una racha pésima en El Arcángel. Que ésa es otra. Los anfitriones sólo han ganado un partido ante su público desde finales del pasado mes de septiembre. Y fue precisamente en la Copa, ante el Málaga, al que noquearon por 2-0 en el estreno en el banquillo de Carrión. El catalán prepara con tiento el duelo de mañana. “Tenemos que ser inteligentes”, ha advertido en la sala de prensa después de la última sesión preparatoria.

“Mi forma de pensar es ir siempre a por los partidos. Pienso en cómo hacerle daño al rival siempre. En Málaga, con el 3-3, podíamos haber ido a guardar el partido y sin embargo fuimos a por el cuarto. Eso me gusta, estar con hambre y ganas. Trataremos de hacer todo lo posible para ganar”, ha indicado Carrión en las vísperas de un duelo en el que la idea no es “marcar y meterte atrás y defenderlo”. “Como aficionado me gusta ver equipos que ataquen y que si meten el primero, van a por el segundo. Esto es lo que trataré de que suceda”, ha dicho.

Sobre la cadena de decepciones en casa ha pasado de puntillas. No quiere torturarse desmenuzando motivos que, por otra parte, tampoco están plenamente localizados. El azar, los arbitrajes, los detalles... y, obviamente, los errores individuales y las taras en determinadas zonas del campo tienen bastante que ver. Carrión sólo quiere pensar en lo inmediato. Quiere ganar y para ello pide la complicidad del cordobesismo. “Me gustaría que viniera mucha gente y que ayudarán a conseguir la victoria, porque hoy en día las aficiones ayudan a eso”, ha explicado, matizando que es consciente de que “la hora es mala”. “Vengan los que vengan, me gustaría que todos fueran uno y nos ayudaran a ganar. Trataremos de darles cosas para que se enganchen y les pido que nos apoyen al cien por cien. Eso es lo mejor que pueden hacer para que su equipo gane”, ha apuntado el preparador catalán. Lo demás queda en manos de los que salen al verde.

Etiquetas
stats