Sayonara, Mike: el Córdoba anuncia el adiós del japonés

Havenaar, entre Pepe y Modric en el Real Madrid-Córdoba | MADERO CUBERO
El fichaje estelar para la delantera llega a un acuerdo para rescindir su contrato con la entidad blanquiverde | Jugó cinco partidos y no marcó

No volvió de las vacaciones y no lo hará más. Mike Havenaar (Hiroshima, 1987) ya no pertenece al Córdoba, que ha anunciado la desvinculación de su plantilla del que fue este verano el fichaje estelar para la punta. El internacional japonés se marcha con cinco partidos jugados y ningún gol marcado en la Liga, con un cartel de incógnita que nadie pudo despejar. Havenaar, que fue reclutado desde el Vitesse holandés, había firmado contrato hasta junio de 2016. Sin embargo, después de comprobar su nula adaptación y su inexistente aportación en el campo, el propio jugador ha puesto la mejor disposición para llegar a un acuerdo y romper su relación con el Córdoba.

"El Córdoba CF agradece al futbolista japonés su dedicación y esfuerzo durante su estancia en el club y le desea los mayores éxitos en su próximo destino deportivo", indica la entidad blanquiverde en la nota hecha pública a través de sus medios oficiales. El porvenir de Mike Havenaar puede estar en su país, donde el Yokohama Marinos -el club en el que se inició- ha mostrado interés en su incorporación. La aventura española fue un fiasco.

Havenaar se suma así a la lista de decepcionantes fichajes japoneses en la Liga española. Zaizen, Shoji Jö, Nishizawa, Nakamura, Aki y Okubo le precedieron en una cadena de contrataciones que proporcionó a sus clubes más eco mediático que réditos deportivos. Mike deja un hueco en la plantilla -y en el capítulo de salarios- que será ocupado con un fichaje que proporcione al Córdoba, que es el segundo equipo que menos goles marca en la Liga, un incentivo en la vanguardia y mayor productividad. El mejor argumento blanquiverde en la actualidad es el argelino Nabil Ghilas, que ha hecho cuatro goles y que relevó a Havenaar cuando éste había mostrado, en las primeras jornadas, su escaso impacto.

Etiquetas
stats